- Foto Cortesía de: Champions League

Las dos marcas impuestas por Kean tras su debut

La nueva promesa del club italiano, Juventus tiene tan solo 16 años y ya se roba las miradas del mundo futbolistico

Moise Bioty Kean es un futbolista italiano y marfileño, que actualmente milita en el fútbol italiano con la Juventus como delantero, hasta ahí todo bien. Nació el 28 de febrero de 2000 y con tan solo 16 años es el primer jugador nacido en este año que disputa un partido en la Serie A, lo hizo el sábado 19 de noviembre en Turín ante el club Pescara con un marcador a favor de 3-0.

Pero aquí no acaba su historia, su marca se traslado a la Champions, en donde también se convirtió en el primer jugador nacido en el 2000 en debutar en este torneo. Kean lo hizo la jornada pasada cuando ingresó por Miralem Pjanic en el minuto 84, en el partido que disputaba la Juventus ante el Sevilla, en donde también por casualidad se ganó el partido con tres goles (3-1).

 

Con tan solo 10 años llegó al club italiano proveniente del Torino, es comparado con Mario Balotteli, no por sus habilidades como futbolista, sino por su personalidad y es que siendo tan solo un niño ya genera polémica por sus escapadas de las concentraciones en el equipo inferior de la 'Juve'. Pero a pesar de esto, su ídolo es el francés Paul Pogba, que ahora juega para el Manchester City. 

Aunque no fue tuvo influencia en los dos partidos que tuvo la oportunidad de ingresar, el jugador Kean está imponiendo su marca y la fama le empieza a llegar como una bola rápida que tiene que saber dominar o tendrá dificultades para afrontar su carrera como futbolista profesional. 

Mariano Diaz vuelve al Santiago Bernabéu

El hispano dominicano vuelve al Real Madrid después de un año en Francia
El Real Madrid ya lo hizo oficial. Mariano Díaz vuelve al Santiago Bernabéu después de haber salido hace apenas un año ...

A paso firme

Valverde tiene un equipo de lujo que espera ganarlo todo
El FC Barcelona es un histórico que siempre tiene la obligación de ganar los títulos que disputa, sin embargo no siempre ha po...