- Foto Cortesía de: Redes sociales

Las razones por la que el Real Madrid contrató a Gravesen, increíble, lo mejor que le veían

El galáctico fue fichado por una insólita razón

Muchos recuerdan a Thomas Gravesen como el jugador que llegó a hacer parte de la plantilla del Real Madrid en medio de un momento no tan bueno del equipo. El mediocampo  merengue necesitaba en el 2005 un refuerzo que ayudara a controlar y dibujar jugadas, aunque un no tan reconocido danés logró firmar con la Casa Blanca.

Después de cinco años en el Everton de Inglaterra, siendo figura con los Toffes en su ascenso a la Premier League en la temporada 2004/05, por lo que el club blanco fijó sus ojos en él tras enviar especialmente a un ojeador para buscar un jugador que se acomodara al mediocampo que, para muchos carecía de carácter.

Lleno de críticas por su estilo de juego y muchas veces demasiado fuerte dentro de la cancha, la carrera de Gravesen en el Real Madrid parecía haber llegado a su final cuando el DT Luxemgurbo y el director deportivo Arrigo Sacchi salieron del equipo por los no tan buenos resultados que estaba viviendo el equipo. Sin embargo, con la llegada al banco técnico de López Caro, el futbolista danés continuó teniendo protagonismo.

Sin embargo, el carácter de Gravesen también lo hizo merecedor de discusiones y peleas, incluso con compañeros de su plantilla, lo que se convirtió en una de las razones de su salida en el mercado de fichajes antes de iniciar la temporada 2006/07.

Ahora, 15 años  después del paso del danés por el Real Madrid, se conoció la razón principal por la que llegó a la Casa Blanca. Según el informe previo de la dirección deportiva, luego que el ojeador lo destacara en el Everton, más allá del fútbol de Gravesen, lo que más había destacado era, sorpresivamente, su saque de banda.

“Corre, pelea, pero... lo mejor es cómo saca de banda”, dice el informe, publicado por el Diario Marca, aunque, irónicamente, dichos saques de banda ya le pertenecían a un único galáctico: el brasileño Roberto Carlos.