- Foto Cortesía de: ('Twitter: AC Milán',)

Leo Bonucci, las dos caras de la moneda

Unos lo llaman traición, para otros es un traspaso común y corriente. El caso es que Leo ya es 'rossonero'.

Lo que para los directivos, cuerpo técnico e hinchada parecía algo imposible terminó siendo toda una realidad. Leo Bonucci es el refuerzo estelar en este mercado de verano para el Milán. Aparentemente el club 'rossonero' se aprovechó del mal momento de la relación de Leo con el vestuario de la Juventus.

Al parecer todo comenzó cuando el zaguero de 30 años llega a un acuerdo verbal con el D.T. del Manchester City, el gran Pep Guardiola para militar a la liga inglesa. Este hito se da en el verano pasado, inicialmente causo que la 'Vecchia Signora' realizara una rápida renovación y así asegurar su continuidad por una temporada más, al menos. Esto tuvo como consecuencia que poco a poco se fueran quebrando los lazos afectivos entre Él y el vestuario.

Desde Milán protagonismo y dinero fue lo que le ofrecieron a Bonucci. Hacer parte esencial de este ambicioso proyecto llevado a acabo por sus nuevos dueños multimillonarios. Para ello, nada más y nada menos le prometieron el brazalete de capitán. Como quién dice, el "manda más" en la cancha será Leo. Por el lado económico no se puede quejar, pues tendrá el sueldo más elevado del Calcio, se hablan de 8 millones de euros más premios. Sueldo muy envidiable. 

Como es de esperar a los 'Bianconeri' no les agradó para nada está noticia, y ni siquiera se tomaron la molestia de generar una contra propuesta, pero ¿se puede tomar como una traición o realmente como un fichaje experimental? Rotundamente ninguna de las dos, por cuantas razones existan y por las que punteo a continuación. Uno, la situación de Leo en la Juventus era gélida y superflua, pues todos sabemos que en la final de Cardiff el defensor y Paulo Dybala se dijeron de más en el vestuario, algo que enojó a Allegri y la directiva, que le costó el puesto tanto a Bonucci como a Dani Alves. 

Mi segundo pensamiento es que tampoco es un experimento la contratación del italiano, pues todos sabemos que 30 años no pasan en vano y que más scudettos consecutivos como Leo no hay nadie, es por ello por lo que tal contratación la vemos como una estrategia lombarda para echarse encima a la afición 'bianconera' con el objetivo de realzar la rivalidad italiana en el Calcio.  

Estrategia, traición o llamadlo como quieran. La ida de Leonardo Bonucci al AC Milán es un golpe de autoridad que va desde el Guissepe Meazza hasta la Juventus Stadium, poniendo sobre la mesa la nueva hegemonía que generará la renovada directiva 'rossoneri'. De manera paralela e inmediata la fanaticada del equipo de Turín hizo sentir en las redes sociales su inconformidad y malestar, y es claro y entendible. Leo había sido pieza clave y fundamental en los 12 títulos obtenidos por la Juve desde su llegada. En el vestuario los únicos jugadores en postear un mensaje de despedida fueron Buffón y Barzagli, lo cual da mucho para pensar... 

Fassone, quien recientemente logró la renovación del joven guardameta del Milán, Donnarumma. Fue el que otra vez bajo la dirección e iniciativa de Vincenzo, entrenador del primer equipo. Iniciase conversaciones y cerrara el traspaso de Leo de manera satisfactoria. 

Leo Bonucci llega a este renovado Milán por 42 millones de euros, siendo con Rui Costa los fichajes más costosos del club rojinegro. Él, directivos, cuerpo técnico e hinchada esperan volver a la punta del Calcio, poder arrebatarle el poderío a la Juventus y volver a ser protagonista en torneos europeos. Siento ansias por ver un enfrentamiento entre la Juve y el Milán. La Seria A está que arde. 

 

 

 

¿Qué ganas en Fútbol Entre Líneas?

Como integrante de nuestro grupo de redacción tendrás el privilegio de llegar a miles de personas de habla hispana, además de ir formando un nombre y prestigio que servirá como soporte para ir avanzando en la estructura de Fútbol Entre Líneas, en donde a medida de tu antigüedad y cumplimiento podrás ir subiendo de rango e ir desarrollando diferentes roles.