- Foto Cortesía de: Alcaldía de Bogotá

Lo bueno y lo malo de la posible modernización del estadio El Campín

La Alcaldía de Bogotá dio su primer visto bueno al proyecto

Con el inicio de la semana se conoció el que podría ser el proyecto de remodelación del estadio de la capital, el estadio Nemesio Camacho El Campín. En la Alcaldía de Bogotá, el Distrito hizo pública la propuesta para que el Coloso de la 75 sea un escenario deportivo más grande, con mayor capacidad y nuevos espacios.

Se trata de todo un complejo deportivo que incluye una zona mucho más grande que el actual espacio que ocupa el estadio El Campín. Además, presenta varios cambios que muchos hinchas de todos los equipos y aficionados en general celebraron, al mismo tiempo que varios otros criticaron por distintos motivos.

El anuncio dio a conocer que la empresa que realizó el proyecto fue la misma que construyó el estadio Santiago Bernabéu y el Nemesio Díez del Toluca. La inversión, que correría en su totalidad por parte de la española Lanik, sería de al menos 450.000 millones de pesos, con un contrato de alquiler, o concesión, de 30 años.

Dentro de las características, el nuevo estadio Nemesio Camacho El Campín, se aprobarse, tendrá dos piscinas, canchas de tenis, gimnasia olímpica, crossfit, Eco-Yoga y espacios para medicina deportiva, todo esto en cuanto a lo deportivo. Por otro lado, el lugar estaría adecuado para negocios y una gran área comercial.

Quien hizo el anuncio, Orlando Molano, director del IDRD, confirmó que el estadio pasaría de albergar a 39.000 espectadores a un total de 45.000. Además, si Colombia clasificara para ser sede de algún Mundial, este total debería cambiar a por lo menos 60.000.

Zonas como atención a prensa, nuevos auditorios, los palcos, los camerinos, las afueras de toda la zona y el gigantesco terreno, también serían parte de la modernización que planea Lanik planea para El Campín.

Sin embargo, como todo, no siempre se logra la aprobación de todo el mundo. Una de las más grandes críticas que se le hizo al eventual nuevo estadio El Campín fue la desaparición del Campincito, la cancha junto al Nemesio en el que el fútbol aficionado disfruta de las instalaciones. Además, la propuesta de quitar los parqueaderos norte y sur tampoco gustó, aun teniendo en cuenta que la realización de estos se haría de manera subterránea.

Por otro lado, también fue muy criticado el hecho de que el estadio no fuera demolido en su totalidad, pues, para muchos, lo ideal sería que se construyera un nuevo estadio para los equipos de Bogotá, sobre todo con mayor capacidad que los 45.000 que plantea la propuesta actual. Justamente, muchas personas consideraron que la remodelación se trataría más de un cubrimiento externo y sin mayores cambios.

El alcalde Enrique Peñalosa dijo, en entrevista con Blu Radio, que la realización del estadio ahora dependía exclusivamente de la alcaldesa electa Claudia López, que tomará posesión de su cargo el 1 de enero del 2020. Sin embargo, confirmó que su actual administración había dejado un visto bueno de prefactibilidad, con una serie de cambios pedidos, pero con proyección positiva para que la próxima mandataria diera el aval de la construcción que duraría alrededor de 3 años.