- Foto Cortesía de: Clarín

Lo que tendrá que pagar el aficionado que quiso una selfie con Messi y el regaño de su madre

El joven tendrá que pagar una multa y su mamá se hizo noticia

Lo que para un hincha se trató de un acto simple de afición a un jugador, el considerado mejor del mundo, para la persona se convirtió en todo un dolor de cabeza por todos los problemas que ocasionó la irrupción al partido Mallorca vs. Barcelona en el regreso de La Liga española.

El partido del pasado sábado, que dejó la reanudación de una nueva liga europea en medio de la pandemia de coronavirus que en ese continente ya se está controlando, se convirtió también en un ejemplo de lo que no debe hacer un hincha, por más amor que le tenga a un jugador. Un joven, con la camiseta de la Selección Argentina y el número 10 de Leo Messi puesta, irrumpió el partido y corrió hacia la mitad de la cancha.

En el estadio de Son Moix, el joven entró sin tapabocas ni ningún tipo de protección por el virus que sigue haciendo presencia en todo el mundo. Se intentó tomar una foto con Jordi Alba y emprendió a correr cuando la seguridad lo perseguía para expulsarlo de inmediato, sobre todo porque los partidos se están disputando a puerta cerrada ante la pandemia.

“Mi sueño es tener una foto con Messi o llegar a conocerlo. Yo he ido por Messi, he visto que estaba Jordi Alba primero, le pedí la foto, fui corriendo por Messi y con el virus se ve que no se la quería hacer. Saqué una foto así, no se veía muy bien, pero la Policía me hizo eliminar todo”, dijo el aficionado en entrevista con la radio Cadena Cope.

La irresponsabilidad del hincha no solamente le dejó una mala imagen frente a los millones que estaban viendo el partido, que en redes se pronunciaron criticando su actuar, sino que, además, tendrá que pagar una multa de 301 euros por irrumpir de esa manera. Como si fuera poco, hasta su mamá se hizo noticia por la preocupación que le generó toda la situación.

"Estoy hundida, no sé qué pasará. Esto no es fácil, soy madre soltera, con tres hijos y una situación económica mala. Me enfadé mucho con él. Está castigado. Mi hijo es aún un niño que se ha dejado influenciar por sus amigos. Asumiré mi responsabilidad”, dijo Teija Nyppe en entrevista con Deportes Cuatro.