- Foto Cortesía de: América de Cali

Los ex Millonarios que reciben críticas en sus nuevos equipos

No les ha ido bien a todos los exembajadores que están en la liga colombiana

Salir de un equipo en el que un jugador recibió apoyo y respaldo no solamente del cuerpo técnico, sino también de la afición, nunca es fácil. En muchas ocasiones, el nivel que se mostraba en un club no resulta el mismo por el que se va a otro que seguramente puede tener el mismo nivel del anterior. No obstante, las críticas nunca son ajenas, sobre todo a los nuevos refuerzos.

Tres casos en específico no han dado los mejores comentarios en redes sociales, medios de comunicación ni la opinión pública en general, todos con una misma característica: hasta el semestre pasado fueron figuras en Millonarios, de donde salieron con la intención de crecer en sus carreras, aunque el objetivo esté más lejano que antes.

Fabián González Lasso es uno de los ex Millonarios que salió al final del 2019 siendo importante en el equipo de Jorge Luis Pinto. Sin embargo, el nombre de Atlético Nacional es siempre atractivo para cualquier jugador en el Fútbol Profesional Colombiano. Desde su llegada al cuadro Verdolaga, el delantero ha sido titular solamente en 3 oportunidades y dos encuentros iniciando desde el banco de suplentes. Justamente, ha sido uno de los refuerzos criticados en el equipopaisa.



Felipe Jaramillo, ahora jugador de América de Cali, es sin duda uno de las nuevas caras del equipo escarlata que más críticas ha recibido, no solamente por el bajo nivel que ha mostrado en la cancha, sino por situaciones como, por ejemplo, soltar comentarios en contra del que fue su técnico hasta el año pasado, Jorge Luis Pinto, cuando el volante criticó el supuesto exceso de disciplina y exigencia del exentrenador embajador.




Finalmente está Juan David Pérez, que no ha tenido mucha presencia con el América de Cali en lo que va de campeonato, pues solamente ha disputado 148 minutos y titular en 1 ocasión. Además, hay que recordar que durante el Torneo ESPN fue recibido entre insultos no necesariamente por irse del cuadro azul, sino por las palabras que utilizó contra las directivas del equipo bogotano y los que eran sus compañeros.