- Foto Cortesía de: Arsenal FC

Los Gunners ganan en casa

Comenzaron perdiendo pero lograron dar vuelta al marcador y ganaron 3-1 ante el Stoke City

Arsenal consiguió la victoria en casa tras haber empezado perdiendo el partido con un penal que cometió el suizo Xhaka tras dar un codazo en el área a Allen a los 28’, y el árbitro, sin dudar señaló la falta. Un minuto más tarde, Charly Adam convertiría en gol engañando a Cech que se había lanzado hacia su derecha para la apertura del marcador.

Pero los Gunners conseguirían el empate gracias a un brillante pase de Alexis Sánchez para el recién ingresado Bellerin que reemplazaba a Mustafi por lesión. El pase filtrado del chileno para el español, este amagó hacia el centro y tiró el centro rastrero de zurda y Walcott anticipó al defensor Indi e igualó el marcador 1-1, resultado con el que finalizaría la primera mitad.

Ya en el complemento, los locales elevaron el nivel y se fueron en busca del segundo gol que terminaron acorralando en su campo a un Stoke City que intentaba salir a la contra.

A los 50’ los locales conseguirían adelantarse con un golazo de Özil. Un pase flotado al centro del área de Chamberlain, encontró al alemán que se había desprendido como centro delantero y conectó de cabeza para hacerle una vaselina al portero Grant que no pudo hacer más que observar como ingresó la pelota.

El Arsenal ganaba y dominaba el encuentro, pero demostraba flaquezas en el fondo cada vez que el Stoke atacaba. Sin embargo, poco importaría porque a los 75’, Iwobi, que a penas había ingresado por Chamberlain, inició la jugada por izquierda con pase para Sánchez, el chileno intentó enganchar hacia el centro desde la esquina del área pero el defensor le punteo el balón y le quedó de nuevo a Iwobi que acompañó la jugada y se llevó la pelota para quedar frente al portero Grant que nada pudo hacer tras el disparo rasante del nigeriano para poner el partido 3-1.

A partir de ahí, el Stoke intentó ir por el descuento y casi lo consigue con un cabezazo de Crouch a los 73’ tras un córner, pero Cech reaccionó perfecto y desvió el remate ahogándole el grito de gol a la visita.

Finalmente, el Arsenal terminó controlando el encuentro y el marcador no se movió y se quedó con la victoria. Los de Wenger alcanzaron al Chelsea. 

 

Por José Guzmán (@joselogc)