- Foto Cortesía de: fifa.com

¿Los últimos invitados también aportarán protagonismo?

Tensos repechajes

No hay nada más esperado para una nación, que celebrar cada cuatro años la clasificación a la cita más importante del deporte detrás de unos juegos olímpicos, el mundial de fútbol. Rusia será la sede en el venidero 2018 y el próximo primero de diciembre de este 2017 se sabrán los ocho grupos, tras confirmarse los 32 participantes luego de la victoria de Perú 2-0 en Lima ante Nueva Zelanda.
Con gran polémica desde ya, debido a la conformación de los bombos y los que serán cabezas de grupo, esta vez definido por el controversial ranking FIFA, algo con lo que confieso no estar para nada de acuerdo. Queda entonces muy poco para comenzar a sacar arriesgadas y prematuras conclusiones, además de adentrarse en el inexacto mundo de los pronósticos, aunque los favoritos se deslumbran claros, como siempre, los de siempre.
A tierras rusas volverán varias selecciones que hacía mucho tiempo que no disfrutaban de esta fiesta, una por encima del resto, Perú. Desde España 1982 no aparecía la nación sudamericana entre las bolas a escoger para confeccionar las llaves del certamen. Fueron 36 largos años de espera, que terminaron este 15 de noviembre y posterior a una fase clasificatoria en la que casi nadie se atrevía a darle ni siquiera un mínimo porciento de alcanzar incluso el disputar repechaje. Ricardo Gareca, quien les cortó el sueño mundialista para México 1986 con un gol que metió  a Argentina, ahora al mando de los de la banda roja, combinó juventud y experiencia y logró sortear; apoyado en las matemáticas, las eliminatorias de CONMEBOL, dejando atrás a la doble campeona de América, Chile, y poniendo en peligro la banda de Leo Messi. 
Sin Paolo Guerrero, sancionado por la institución que rige los destinos del más universal, hicieron valer su mayor recorrido balón al pie, y con un estelar Jefferson Farfán, le cortaron las alas a los que ahora se quedaron como reyes de Oceanía, repartiendo alegría a todo un pueblo que ha estado a la expectativa 413 meses. Con dos terceros lugares en las últimas Copas Américas y cinco clasificaciones al evento planetario; contando con la de Rusia, su lugar 10 en el ranking le coloca en el bombo 2 junto a otros dos países invitados de último momento, Suiza y Croacia. Con un juego basado en tratar de mantener compacta las tres líneas, encerrándose y tratando de contragolpear ante rivales de mayor peso, tendrán complicado salir de la fase de grupos como hicieran en los mundiales de 1970 y 1978, alcanzando los cuartos en el primero. 
Pasando la esférica a los helvéticos, 11 con la venidera han sido sus intervenciones en este tipo de certamen, con destaque en 1934, 1938 y 1954; donde fueron sede, llegando en esas tres ediciones a los cuartos de final. Parecía que irían de forma directa a la próxima cita, pero una magra demostración ante Portugal en Lisboa, cayendo 2-0, los envió al segundo lugar del grupo por diferencia de goles. No obstante tuvieron una fase clasificatoria casi impecable, claro, ante rivales que salvo los lusitanos, poca resistencia ofrecieron, pues ni Hungría, que tan bien se mostró en la Eurocopa de 2016, pudo aguantar el paso de los que a priori se sabían como los candidatos a disputar el cupo mundialista y la repesca. 
Les bastó un gol desde el punto penal de Ricardo Rodríguez para dejar fuera a Irlanda del Norte, con global de 1-0. Admir Mehmedi y Xherdan Shaqiri, son algunos de los referentes suizos, que tienen bastantes buenos recuerdos de Brasil 2014 donde pasaron de la primera ronda, dejando el evento en los octavos de final en un intenso partido frente a la albiceleste, en tiempo extra y con postrero gol de Ángel Di María a pase de Messi. Un disparo a la madera defendida por Romero, evitó la tan angustiosa tanda desde los 12 pasos. Gustan de explotar el juego por las bandas, con figuras más que experimentadas como carrileros, teniendo como mayor dificultad la capacidad goleadora, pero su cerrojo defensivo les puede ayudar a repetir al menos la pasada actuación.
Balonazo para los balcánicos, equipo del que se espera mucho más de lo que han ofrecido hasta el momento. Segundos de su grupo en la eliminatoria UEFA, por detrás de la sorprendente Islandia, mantuvieron una irregularidad que pudiera costarles en sus lógicas altas aspiraciones. Grecia fue el último escollo para lograr el pasaporte mundialista y tras un 4-1 en Zagreb, destacando Kramaric con par de dianas, el 0-0 de la vuelta en la casa helénica fue mera anécdota.
Con Zlatko Dalic como timonel de urgencia a falta de un partido para concluir la fase eliminatoria y con el repechaje en juego ante un rival directo como Ucrania, Modric, Rakitic y Mandzukic están dotados técnicamente para llevar ese fútbol de posición, buen toque y ataques rápidos a conseguir una actuación cercana a la de su debut en mundiales posterior a la separación definitiva de Yugoslavia, terceros en Francia 1998. Después, y sumando esta clasificación, serán cinco citas, donde ahora salen con grandes opciones de solventar la fase de grupos, pues poseen una de las mejores medulares del mundo, lugar donde se construye lo que se busca en los 90 minutos y poco más.
Para el bombo 3 fue a parar la fiesta nórdica. A los recordistas islandeses, se unen Dinamarca y Suecia, quienes de una u otra forma supieron sufrir de lo lindo para alcanzar el sueño planetario. La Dinamita Roja aceleró el paso en las jornadas finales de la preliminar continental y se colocó detrás de Polonia para jugárselo todo frente a la República de Irlanda, que en el primer partido en Copenhague hizo lucir inefectivo a los locales y arrancó un empate a cero. En Dublín parecía que habría sorpresas, pero el estelar centrocampista del Tottenham, Christian Eriksen, anotó un hat-trick e hizo volver a su selección por quinta vez a un mundial, ausente desde 2010. 
Junto a Eriksen, hay otros talentosos futbolistas como Pione Sisto o Yussuf Poulsen, con recorrido en las principales ligas europeas, habilidosos para ese juego vertical y de buen trato al balón que intentará reditar viejas pasiones. Sisto con el Celta de Vigo ha logrado entrar por la puerta de las semifinales de la pasada Europa League, mientras Poulsen ha visto minutos en la actual Champions League con el novato RB Leipzig. Tendrán complicado repetir los mejores resultados de la que otrora fuese  “El Tomate Mecánico”, por el juego parecido al de Holanda, pasando a los octavos en su primera presentación en estos eventos en 1986, aunque su mejor actuación fue en 1998, llegando a estar entre los ocho mejores, derrotados en cuartos por Brasil. En el 2018 deberán poner en práctica ese sistema dinámico en su máxima expresión para poder avanzar en el certamen, lo que hoy no se ve tan claro.
Toque en corto para los suecos, quienes de todos los clasificados en el repechaje acaparan el aval más sustancioso, 12 participaciones hablan a las claras. Finalistas en su propio mundial en 1958, derrotados por Brasil con su estrella naciente, Pelé, agregan a esto dos terceros lugares en 1950 y 1994 y un cuarto puesto en 1938. Hoy pueden vanagloriarse de dichos éxitos, pero su principal logro es haber dejado fuera a dos potencias como Holanda e Italia, lo que le ha permitido volver a un mundial después de su última participación, Alemania 2006, allí lograron avanzar hasta los octavos de final, sucumbiendo ante Inglaterra. Además, más mérito si tenemos en cuenta que su gran referente en períodos recientes, Zlatan Ibrahimovic, decidió retirarse de la selección vikinga en el 2016. 
Suena a épico, pero reconfortante para los fanáticos suecos, que tras ver el grupo eliminatorio UEFA en el que estaban, puedan decir que Suecia está de regreso en la cita que albergará Rusia. Con Francia y Holanda se pintaba como quimera el sueño mundialista, pero unido a su constancia, a la sorpresa de derrotar a Francia, al mal momento que vive la oxidada “mecánica naranja” y a la diferencia de goles, se plantaron en la peligrosa repesca. Su suerte no pudo ser peor, y los fantasmas de 2013 cuando no pudieron con Cristiano Ronaldo, a pesar del esfuerzo de Ibra, retornaron al saber que el contrario era la azzurra. Con la perforación en la ida y en casa, del recién ingresado al partido, Jakob Johansson, bastó para hacer inútil cualquier esfuerzo posterior de los tetracampeones durante los 150 minutos que restaban de eliminatoria. 
En el próximo verano para pasar de los segmentos iniciales tienen como única vía mostrar el mismo juego agresivo que les permitió eliminar a Italia y con el que hicieron llorar al eterno Buffon. Se pudiera decir que su principal figura es el defensor del Manchester United, Victor Lindelöf, no obstante en sus pretensiones hay que tener en cuenta lo que pueda hacer el creativo Emil Forsberg, que a sus 26 años es el eje de todos los ataques suecos, así como de su club, el odiado Leipzig. A la espera de ver en que llave caen los nórdicos, sus posibilidades de estar en la otra ronda se notan reducidas. 
Cambio de banda, y llegamos al último de los bombos, el 4, donde aparece Australia, experta en repechajes desde hace mucho tiempo. Irán, Argentina, Uruguay, Escocia, han puesto a prueba a los canguros futboleros, y aunque no siempre han salido victoriosos, sus constantes presencias en este tipo de duelos le han aportado la experiencia necesaria para asentarse y equilibrar la presión con la calma. En Rusia será su cuarta participación consecutiva, quinta en total, sumando la de 1974, sobre todo gracias a que tomaron el importante paso de cambiar de confederación, jugando ahora por Asia. Aún así, Japón, Corea, Irán y Arabia Saudita le devolvieron a su anterior habitad, con Honduras como rival. 
Los de Jorge Luis Pinto vieron como Panamá le sacaba medio cuerpo en busca de la tercera plaza de la CONCACAF y además, sin poder sacar ventaja jugando la ida en San Pedro Sula, se terminaron de hundir tras el largo viaje interoceánico. Mile Jedinak, veterano centrocampista australiano que juega en el Aston Villa de la Championship  inglesa, anotó un triplete para derrotar a los centroamericanos, poniendo nuevamente a Australia en el mapa mundial del fútbol. Si bien es cierto que ante Siria sufrieron más de la cuenta con un global de 3-2, previa repesca asiática y antes de chocar frente a los catrachos, están ya listos para ser colocados en uno de los grupos el próximo primero de diciembre. Mérito, su presencia en tierra rusa, pero lejos se ve la posibilidad de repetir los octavos como en Alemania 2006, donde fueron eliminados por Italia con un polémico penal en el 95, cobrado por el retirado Totti. Sólo queda esperar, el día 2 del último mes del año, tendremos más elementos para “jugar” al quien se queda y quien se va. 
@cronicaryan                                      
     
  

Cruz Azul retoma el sendero de la victoria ante Atlas

El equipo celeste se llevó la victoria para seguir de líder
Liga Bancomer MX - Jornada 10 Cruz Azul 2-0 Atlas La batalla entre David y Goliath se dio entre el superlider y el sotanero de la tabla gener...

‘El León’ saca un empate con sabor a derrota

‘Los Cardenales’ no pudieron derrotar al Junior en casa
Comenzaba otra fecha de la Liga Águila para el club rojo capitalino y para la escuadra barranquillera. En una fría noche en la capita...

América sigue con vida

La mechita remontó y se mantiene en la pelea con 21 puntos
Liga Águila Fecha 16 América 2 - 1 Rionegro Por la fecha 16 de la Liga Águila, América recibía en el Pa...