- Foto Cortesía de: TVN

Luka Modrić e Ivan Rakitić: Rivales y compatriotas

Tener un buen mundial no es nada sencillo

Antes de comenzar el Mundial, se sabía que Croacia tenía uno de los mejores centros del campo, comandado por Modriić y Rakitić, elementos importantes en dos de los equipos más importantes de Europa, Real Madrid y Barcelona respectivamente.

 

Precisamente la rivalidad que mantienen fuera de las concentraciones de su selección, nos habla de la talla de profesionales que son, a pesar de enfrentarse mínimo dos ocasiones al año, la carrera por los primeros lugares no cesa y el torneo que nos regalaron en Rusia fue simplemente impresionante. Sin demeritar el trabajo de los demás jugadores croatas, los balones que terminaban en oportunidades pasaban por los pies del '10' o del '7', nunca dejaron de correr y sobre todo, no dejaron de pensar para tomar las mejores decisiones.

 

Aunque no pudieron levantar el trofeo, los croatas dejaron buenas sensaciones, llegando literalmente al límite al jugar tiempos extras en sus tres partidos previos a la final. El balón de oro fue el premio de consolación para un Modrić pletórico que nos demostró que no todo es Messi y Cristiano Ronaldo, y qué mejor gesto que compartirlo de forma justa con Rakitić, dejando de lado las camisetas y uniéndose por un país pequeño en tamaño pero enorme en sueños e ilusiones.

 

@yoshua_8