- Foto Cortesía de: Manchester Evening News

Manchester United a 2 puntos del descenso y con oferta de un príncipe árabe

Hay crisis en el equipo más conocido e importante de Inglaterra

El Manchester United dejó de ser un equipo peligroso y de temor para sus rivales, ahora es un equipo normal que tiene más problemas que virtudes y sufre de una crisis futbolística, dejando preocupado a más de un aficionado del fútbol, que muy seguramente disfrutó del United de Ferguson y toda la leyenda que lo rodea. 

 

En la actualidad, los ‘Red Devils’ se ubican en la posición catorceava de la tabla con 10 puntos, dos puntos por encima del Newcastle, equipo que empieza la zona roja de la Premier League. Esto es algo inusual y que genera indignación entre los hinchas del United, pues el equipo que dirige Solskjaer no es protagonista en la Liga desde la temporada 2017-2018 donde quedó en el segundo lugar y no es campeón desde la temporada 2012-2013, temporada recordada por ser la última que dirigió Sir Alex Ferguson. 

 

Ante la crisis futbolística, apareció en los últimos días el rumor de una oferta de Mohamed Bin Salman por comprar el club. Esta no es la primera vez que el príncipe de Arabia Saudita ofrece dinero por el club, sin embargo, todo parece indicar que la oferta que está preparando es muy alta y podría interesar a las directivas del club inglés. 

 

Todo indica que Kevin Glazer quiere vender el 13% de sus acciones, algo que daría la oportunidad al príncipe de ofertar por última vez y quedarse con una parte del club. Pese a eso, la familia Glazer no tiene una intención oficial de vender sus acciones, esto teniendo en cuenta los problemas de ingresos que se han generado y la renovación por 450 millones de euros por parte de Chevrolet con el equipo. 

 

La familia adquirió los derechos del club en el año 2003 por la suma de 790 millones de libras, una cifra que estuvo dispuesto a pasar y por miles de millones, la última vez que el príncipe oferto. Según se filtró, fue una propuesta por más de 3000 millones de libras, sin embargo, en ese momento el Manchester United vivió una época gloriosa y los Glazer rechazaron vender el club.