- Foto Cortesía de: ('milanadictos',)

Muchos millones y nada de ganancia

En el Milan hay plantel pero no equipo

El verano del AC Milan fue fantástico, no así el comienzo de temporada. Lo que parecía ser un proyecto que ilusionaba bastante, se ha ido diluyendo de a poco y hoy en día las cosas no le están saliendo nada bien al cuadro rossoneri, quien después de 9 fechas solo ha conseguido 13 puntos, lo que lo coloca en la posición #11 con más goles recibidos que goles a favor y una efectividad de puntos menor al 50%.

Seguramente los dueños del equipo no deben estar nada contentos, ni los aficionados, ni el entorno del Milan en general, ya que la gestión de fichajes fue bastante buena y las expectativas en este proyecto eran altísimas. Y con toda razón, ya que la inversión realizada fue la más alta que han hecho en toda su historia.

INVERSIÓN DEL AC MILAN PARA LA TEMPORADA 2017/18

 Leonardo Bonucci (Juventus): 42 millones de euros.

 André Silva (Porto): 38 millones de euros.

 Franck Kessié (Atalanta): 28 millones de euros.

 Andrea Conti (Atalanta): 25 millones de euros.

 Nikola Kalinic (Fiorentina): 25 millones de euros.

 Hakan Çalhanoglu (Bayer Leverkusen): 22 millones de euros.

 Ricardo Rodríguez (Wolfsburg): 18 millones de euros.

 Mateo Musacchio (Villarreal): 18 millones de euros.

 Lucas Biglia (Lazio): 17 millones de euros.

 Fabio Borini (Sunderland): 6 millones de euros.

 Antonio Donnarumma (Asteras): 1.5 millones de euros.

TOTAL: 240.5 millones de euros

Antes de este verano, el mercado en el que más dinero había invertido el AC Milan fue el 2001/02. Aquella vez, invirtieron 144 millones de euros en fichajes como Rui Costa (42 millones), Filippo Inzaghi (37 millones), Andrea Pirlo (18 millones) entre algunos otros que llegaron para sumarse al cuadro rossoneri.

Pareciera que de seguir así las cosas, los días para Vincenzo Montolla estarían contados en el banquillo del equipo italiano más ganador de competencias europeas y el segundo junto con el Internazionale Milano mas ganador de la Serie A de Italia.

Sin ningún tipo de duda el mundo extraña ver al equipo peleando en lo más alto y de no levantar en las próximas fechas, tendrán que buscar quien dirija el barco, puesto que la permanecía de Montella será insostenible.

Todo parece indicar que así será, ya que es algo evidente que el equipo le está quedando grande a un técnico que siendo estrictamente críticos, no ha demostrado aun nada para hacerse acreedor de ser el técnico que lidere a un gigante. Si el conjunto del Milan quiere volver a ser considerando un grande del fútbol mundial, no basta con fichar y gastar una fortuna en varios jugadores, esto se ha visto recientemente con el Manchester City o incluso el Real Madrid, quienes han invertido grandes cantidades de dinero en reforzar sus plantillas, pero no han obtenido buenos resultados a pesar de esas grandes cantidades de dinero que han desembolsado.

En el caso del Real Madrid su mejor funcionamiento lo encontraron apenas la temporada pasada con Zinedine Zidane en el banquillo, lo mismo le ocurrió al City quien al parecer esta temporada navegara en aguas más tranquilas con Pep Guardiola en el timonel dirigiendo un conjunto que ha empezado a tomar forma y que se empieza a ver realmente interesante lo que pueda pasar con ellos en la presente temporada.

¿Por qué pongo de ejemplo a estos clubes? Porque estos equipos no lograron jugar bien a pesar de sus figuras, si no hasta que un técnico consiguió poner en marcha esos eslabones con los que contaba. La respuesta es simple, el traer grandes jugadores no te hará precisamente cosechar grandes éxitos, puesto que tendrás un gran plantel pero si no se tiene el técnico adecuado no podrá hacer que estas piezas embonen para logran conformar un gran equipo. El plantel se consigue a billetazos, pero un equipo se construye a base de trabajo y una filosofía de juego que el entrenador debe transmitir e implementar a sus jugadores para que estos se entiendan en el campo de juego y se tenga un buen desempeño a nivel colectivo que a su vez consiga ganar los juegos de forma trabajada y no de manera casual, así es como llegan los éxitos.

Da la impresión que el equipo le está quedando un poco grande a Vincenzo Montolla y eso es un error por parte de la directiva que deben corregir pronto, ya que de continuar, sería como darle un auto de Formula 1 a un piloto de NASCAR.

@ricardosan9310

Suiza y Suecia ¿Caballos Negros?

Partido cerrado en donde ambos tendrán el sueño de hacer historia.
Uno de las llaves más peleadas se dará el Martes, Suecia y Suiza, la confusión de muchos al nombrarlos finalmente se enfrentar...