- Foto Cortesía de: Wikipedia

Murió un héroe de verdad, sobrevivió a una tragedia y arriesgó su vida para salvar a unos de los mejores futbolistas

Quedará en la memoria de un histórico club inglés

El 6 de febrero de 1958 el Manchester United aterrizó en Múnich luego de jugar un partido de la Copa de Europa ante el Estrella Roja de Belgrado. Era una parada técnica para recargar combustible y luego el piloto tuvo problemas para despegar en dos oportunidades. A la tercera pudo agarrar altura, pero se estrelló cerca al aeropuerto.

 

Harry Gregg era el arquero del plantel y logró salir del avión. Sin embargo, el norirlandés volvió a ingresar a pesar de las llamas y logró rescatar a Bobby Charlton, Jackie Blanchflower​, Dennis Viollet y Vera Lukić, esta última era la esposa embarazada de un diplomático yugoslavo. Además, ayudó a salir a Matt Busby el técnico del United que estaba herido.

 

En total hubo 23 víctimas mortales: 8 futbolistas, 8 periodistas, 4 personas de la tripulación y 3 integrantes de la directiva y cuerpo técnico. Ha sido una de las grandes tragedias aéreas en el mundo del fútbol y a Harry Gregg se le conoció como “El héroe de Múnich”. El norirlandés disputaría en 1958 el Mundial de Suecia y estuvo en el Manchester United hasta 1966.

 

Gregg falleció el pasado 16 de febrero a los 87 años. “Harry ha muerto tranquilamente en el hospital rodeado de su familia”, dijo la fundación que lleva su nombre. Tras el accidente de 1958 el Manchester United se refundó en torno a Bobby Charlton, uno de los que salvó Gregg, y 10 años después ganaron su primera Copa de Europa.

 

¿Por fin James Rodríguez irá a la Premier League?

El fichaje del colombiano suena cada vez más, en medio del parón mundial
A pesar de que el fútbol en la mayoría de países está detenido a causa de las miles de muertes y contagios por la pande...