- Foto Cortesía de: @FutbolPortalUy en Twitter

Niña es la capitana en un equipo de hombres y marca gol en pleno clásico

La pequeña de siete años es la primera en jugar para un equipo masculino en su categoría

En Uruguay es normal que la mayoría de las personas vivan alrededor del fútbol, es el deporte número uno en el país, no solo para los hombres. Cada día, las mujeres van tomando más lugar en torno al deporte, en este caso, una pequeña de siete años es la protagonista de una historia que le está dando vuelta al sur de América.

Mahia Macias tiene siete años, juega fútbol desde que tenía cuatro y actualmente se está formando en las categorías inferiores de Nacional de Uruguay, en los últimos días se convirtió en la primera niña en ser capitana de un equipo de hombres, al mismo tiempo que marcaba  su primer gol con sus compañeros.

En el clásico de pequeños entre Nacional y Peñarol de la categoría 2011, el partido iba 1-1 cuando el talento de Mahia apareció para darle el gol de la victoria a su equipo, siendo la primera en hacerlo teniendo la cintilla de capitán, algo que ni ella misma podía creer cuando su entrenador, Federico García, se la entregó.



Luego del partido, Favio Macias, el padre de la pequeña capitana, habló con Montecarlo TV de Uruguay, y aseguró que les costó “el doble” el poder incluir a su hija en el equipo, pero en medio de todo “siente orgullo”. “Es impresionante. Todo cuesta el doble en este ambiente, pero se disfruta el doble. Todo nos costó el doble porque incluir a una nena, que la acepten los compañeros, los padres. Todo a la larga cuando pasan estas cosas se disfrutan el doble”, dijo.

“Cuando yo estaba en brazos de papá, él estaba viendo a Nacional y el ‘Chino’ Recoba metió un gol, ese era mi ídolo de acá, pero después mi ídolo se volvió Cristiano Ronaldo, es bueno jugando a la pelota, me gusta más que Messi, Messi no me gusta mucho. Si jugaran Recoba, Suárez, Cavani y Cristiano ahí si me desmayo”, fueron las palabras de Mahia en entrevista con ESPN.

Según el papá, la pequeña “se levanta con la pelota y duerme con ella, lo único que mira en televisión son programas de fútbol y cuando juega Play Station, siempre juega FIFA”, pues no conoce ningún otro videojuego. Sobre si exigía algún trato especial para su hija por ser mujer, sus palabras fueron contundentes: “Siempre le pedí a los técnicos que ella dentro de la cancha fuera una más, yo no exijo menos ni más, al revés, si ella se cae le digo ‘levántate’, si ella quiere jugar al fútbol, es así. Lo único que pido es respeto, pero dentro de la cancha es uno más”, aseguró quien fue el que le transmitió el amor por el deporte.

La pequeña, quien es la primera en jugar en un equipo mixto, quiere ser futbolista profesional cuando crezca, entrena todos los días y no tiene problema en jugar rodeada de varones, por el contrario, no es algo que le interese, pues a su corta edad lo único que quiere es jugar al fútbol.