- Foto Cortesía de: Twitter Selección Inglesa (@England)

Nuevo caso de racismo en Inglaterra despierta los fantasmas de otros sucesos recientes

Pasaron de los insultos desde las tribunas a comentarios agresivos en redes sociales.

“Say No To Racism”es uno de los mensajes, adoptado como lema y difundido como norma por parte de la FIFA, el cual intenta eliminar todas las formas de racismo, discriminación e intolerancia dentro del balompié global. Sin embargo, en uno de los países en los que ha sido compleja la situación y la lucha contra la marginalidad hacia cierto grupo de personas es en Inglaterra, teniendo casos recientes a través de este 2019.

 

Insultos desde las tribunas, mensajes en pancartas o lanzamiento de frutas para animalizar a los futbolistas son algunas de las tantas formas de racismo que se han podido ver en la historia del fútbol. Algunas molestaron tanto que generaron reacción por parte de ciertos jugadores, como el caso de Dani Alves en España, que recogió una banana que le arrojaron y se la comió.

 

A pesar de los esfuerzos realizados por la FIFA y las confederaciones de cada continente para atacar estos episodios de violencia dentro del deporte, la UEFA ha enfocado sus energías en Inglaterra, debido a que en lo corrido del año han sido afectadas la selección mayor como los clubes nacionales.

 

El primer episodio de 2019 se dio en el contexto de las eliminatorias para la Euro 2020 en marzo, donde se enfrentaron Inglaterra y Montenegro en Podgorica, partido que terminaría 1-5 a favor de los dirigidos por Gareth Southgate. Sin embargo, la polémica vino tras unos cánticos ofensivos contra los jugadores negros de Inglaterra Danny Rose y Callum Hudson-Odoi, que tuvo una reacción por parte de la Asociación Inglesa de Fútbol que calificó lo sucedido como algo “aberrante” e “inaceptable”.

 

Además de los entes encargados, los futbolistas que se han visto afectados por estos cánticos racistas tampoco se han quedado callados, como es el caso de Raheem Sterling, jamaiquino nacionalizado inglés que montó en sus redes sociales una fotografía en la que se le ve vestido con la camiseta de su selección y donde se agarra las orejas en señal de que quiere escuchar a quienes llama “haters”.

 

 

El siguiente caso nos lleva al mes de abril en la Champions League, donde Chris Smalling defensor central del Manchester United, denunció a través de sus redes sociales que fue víctima de insultos tras el encuentro de vuelta por los cuartos de final contra el Barcelona. Así que junto con un grupo de futbolistas ingleses, promovieron una campaña llamada #Enough (#Suficiente) para que esta situación terminara.

 

Finalmente, llegamos al caso más reciente, cuando por la fecha 2 de la Premier League, posterior al enfrentamiento entre Wolves y Manchester United que quedaría empatado a un gol, se verían unas pésimas repercusiones en las redes sociales. En esta situación el afectado directo fue Paul Pogba quien recibió comentarios racistas en su Twitter tras errar un penalti en este partido.

 

Debido a este último suceso, el defensor inglés Harry Maguire, compañero del francés en el equipo rojo, llamó a las autoridades encargadas del control en redes sociales para que regulen los registros de las personas que abren una cuenta en cada una de estas plataformas, y de esta manera se pueda identificar quiénes son los responsables de estas agresiones.

 

 

Yerry Mina da su primera entrevista en inglés

Ante todos los pronósticos, el central parece haber encontrado su fútbol en Inglaterra
La primera temporada de Yerry Fernando Mina en el Everton de la Premier League no fue como se esperaba. Las lesiones, la falta de minutos y el nive...