- Foto Cortesía de: Marca

Operación Oikos y nuevo escándalo en el fútbol español

Entre los implicados está un ex Real Madrid y varios dirigentes de clubes

El pasado martes fue muy movido en España y conmocionó a los aficionados del fútbol por la olla que destapó la investigación de las autoridades sobre las apuestas ilegales y el arreglo de partidos. A pesar de que en 2017 ya se había presentado múltiples arrestos por el amaño de partidos en la segunda B y en la primera femenina, nunca se había llegado a la primera división, por eso la sorpresa y el shock en todo el ámbito deportivo.

 

Todo empezó en el 2018 con la denuncia de la Liga a la policía nacional en un partido de la segunda división entre el Huesca y el Gimnástic, el equipo del ‘Cucho’ Hernandez ya estaba ascendido y el equipo catalán necesitaba la victoria para no descender a la segunda B; las casas de apuestas estaban normales, hasta que en el segundo tiempo entró una cantidad de dinero anormal, lo que hizo que se cerraran la mayoría de las casas y empezará la investigación. Lo raro fue que ganó el Gimnastic 1-0 y por ende inició la sospecha de un amaño de partido.  

 

Antes de apostar se hacía un estudio de los juegos y analizaban cuál era el más importante, en cual se peleaba por algo y así, consiguiente a eso contactaban a los jugadores y les ofrecían una suma jugosa de dinero en efectivo y se hacían los arreglos del acuerdo. Ya con eso, entraban a las casas de apuesta y ponían sumas de dinero, como en el partido del Huesca, y aumentaban los márgenes de ganancia. Esos movimientos le garantizaban al amañador un resultado pactado.

 

Las autoridades españolas han sido muy sigilosas y durante los allanamientos no dieron los nombres de los que arrestaban, por el momento se conocen 7 de las 11 personas que fueron puestas en prisión, entre ellas está Raúl Bravo, ex jugador del Real Madrid en la época de los ‘Galácticos’, Carlos Aranda y Borja Fernández jugadores de la filial del equipo blanco cuando Bravo todavía era ‘Merengue’.

 

En los nombres también resaltan el de Iñigo López, quien jugó el partido del Huesca contra el Gimnástic; está también el presidente del Huesca, Agustín Lasaosa, y el jefe de servicios médicos del equipo, Juan Carlos Galindo.  

 

España y el mundo del deporte está a la espera de lo que pueda suceder en este caso, pues la imagen de la Liga se ve perjudicada, en tiempos donde quieren resaltar que son la mejor competición del mundo. Es por eso que desde el 2017, las autoridades españolas han avanzado en detener a estos personajes y hacer de este deporte el más limpio del mundo. Sin embargo, casos como este, el Eldense o el Pizarro, que van de la mano con lo de los amañas de partidos, no deja bien parada la imagen de la prestigiosa competición.