- Foto Cortesía de: Boca Juniors

Osvaldo vuelve de su retiro del fútbol, jugará en Banfield y habló de su polémica salida de Boca

En rueda de prensa confesó que no se fue, sino que lo echaron

Para nadie es un secreto que el retiro de Daniel Osvaldo tomó por sorpresa a todos los hinchas del delantero en 2016, cuando hizo el anuncio. Ahora, con 33 años, hizo oficial su regreso a las canchas para jugar con Banfield, pero recordó que su salida de Boca Juniors fue la causante de la decisión de no jugar más como profesional.

Daniel Osvaldo llegó a Boca Juniors por primera vez en febrero de 2015, luego de una discusión en el Inter de Milan con Mauro Icardi que prácticamente lo sacó del club nerazzurri, pues desde entonces, el DT del cuadro italiano le informó que no sería tenido en cuenta. Finalmente, por Copa Libertadores y ante Montevideo Wanderers, el italoargentino hizo su debut con el club que, hasta entonces, era el de sus amores. En apenas unos meses, el delantero anotó 7 goles y jugó 18 partidos, hasta que fue fichado por el FC Porto.

Tras su corto paso por el cuadro portugués, solo seis meses, Osvaldo regresó en enero de 2016 a jugar al cuadro Azul y Oro de Argentina por los pocos minutos que estaba teniendo con el Porto. Sin embargo, lo que no se esperaba era que su salida se diera tan pronto, mucho menos que anunciara su prematuro retiro del fútbol profesional, con apenas 30 años.

La salida fue polémica, una pelea con el entonces técnico Guillermo Barros Schelotto en mayo, durante un partido por Copa Libertadores en el estadio de Nacional de Montevideo y por haber estado apenas ocho minutos en la cancha, desató una furia entre ambos que terminó en el retiro de DaniStone, por culpa de, según medios argentinos, problemas netamente personales entre ambos.

Al final, Osvaldo decidió retirarse, con 30 años, y dedicarse a la música, su otra pasión. Ahora, con 33, dio unas declaraciones tras su confirmación como nuevo jugador de Banfield. El que fue su gran amor por Boca parece haberse esfumado, no precisamente su sentimiento como hincha, pero sí la imagen como institución.

"De Boca en realidad me echaron. No me fui solo de Boca. Después tomé la decisión de dejar el fútbol. Estaba muy agobiado con todo el ambiente y por cómo me habían tratado. Me vinieron muy bien estos años, para volver ahora con todas las ganas", dijo, al mismo tiempo que reveló que muchos hinchas del mundo del fútbol le escribieron por su regreso a las canchas, incluyendo a los de River Plate.

"Me sorprendió el cariño del hincha del fútbol en general. Me han escrito hasta muchísimos hinchas de River, que me decían que estaban contentos de que vuelva a jugar. Espero que, cuando empiece a rodar la pelota, me sigan demostrando el mismo cariño", comentó.