- Foto Cortesía de: ABC Fútbol

Polémica en Italia al cambiar recogebolas por las ‘Balls Girls’

Opiniones encontradas a raíz de una decisión que puede resultar sexista en un deporte que de por sí se ha caracterizado por el machismo.

Un nuevo acto sexista se presentó  en el fútbol, esta vez en un club de tercera división de Italia. Se trata del Vicenza Virtus, cuyo presidente es el empresario de moda Renzo Rosso. La noticia que tiene sorprendido al mundo del fútbol se dio cuando el club decidió cambiar los niños recogebolas por mujeres adolescentes, entre 15 y 16 años, pertenecientes al equipo de voleibol de Vicenza, que además por las fotos portan vestuario de una de las marcas del empresario, Diesel.

 

El mayor problema radica en el vestuario que hicieron llevar a las menores, unos shorts que resultan ser bastante llamativos y aunque en cualquier caso es inapropiado, mucho más tratándose de menores de edad. En adición, gracias a esto han tenido que someterse a comentarios tanto en las tribunas como en redes sociales.

 

De inmediato la Asociación Nacional de Atletas  en Italia hizo un llamado a la Federación Italiana de Fútbol para que diera fin a dicha decisión, considerándolo como un "indigno espectáculo de sexualización de menores".

 

De manera contraria a lo esperado por la mayoría, el equipo de voleibol se pronunció ante las desmedidas críticas y dejó muy claro que si existiera de nuevo la oportunidad, colaborarían en dicha acción, asegurando que lo que querían era “promover una asociación deportiva entre dos disciplinas(…) si se la llama a repetirlo, lo haremos. Estamos decepcionados por la excesiva exposición de los medios y los tonos "exasperados" a los que estuvieron expuestas las chicas. Siempre trabajaremos para que el deporte se pueda unir y no dividir”.

 

Goles que Duván Zapata le ha hecho a David Ospina

El atacante ya ha vencido a su compatriota en dos partidos diferentes
Con 22 anotaciones el italiano Fabio Quagliarella es el máximo goleador esta temporada en la Serie A. Lo siguen con 21 tantos Duván Z...