- Foto Cortesía de: As

Promesas de ayer, ¿Realidades hoy? Parte I

Las estrellas del mañana

La UEFA Youth League es un torneo joven y para los jóvenes. Lleva sólo 5 temporadas, contando la actual, pero hay figuras que desde el comienzo de dicha competición han despuntado como futuras estrellas del planeta fútbol, aunque pocas van por el camino correcto, mientras otros se han quedado en el olvido. La intención de este trabajo, dividido en cuatro partes, será referenciar a esos que hoy parecen estar cerca de lograr el sueño de triunfar al más alto nivel en el verde tras ser galardonados en los Onces ideales de las cuatro versiones anteriores de la Liga Juvenil Europea.

Comenzaremos con la campaña 2013-2014, en la que se coronó el FC Barcelona de Munir y Adama, ambos continuadores de una estela de extremos que cada año aporta La Masia. En aquel curso, el Barça, se enfrentaría al Benfica en la final, logrando un resultado contundente de 3-0. Los otros clubes que estuvieron en la Final Four que se celebra en Nyon, Suiza, fueron el Schalke 04 y el Real Madrid. Al primero le cortó las esperanzas el elenco culé, mientras que a los merengues los dejó con las ganas el conjunto lusitano. Varias fueron las figuras que brillaron, momento entonces para comprobar cuanto han evolucionado.

En la portería fue nombrado en el Once Ideal el camerunés Fabrice Ondoa del equipo campeón. Recibió 8 goles en 7 partidos, pero destacó por sus reflejos, el haber aparecido en momentos claves de los partidos para salvar a su elenco, así como el habitual buen juego con los pies que se le exige a los guardametas culés. Actualmente está en el Sevilla Atlético, filial del conjunto hispalense. En la defensa, poco que destacar, si miramos sus carreras en el 2018. Rafael y Joao Nunes del Benfica; lateral diestro y central respectivamente, no lograron dar el salto al primer equipo, por lo que hoy hacen carrera en el Chicago Fire de la MLS; el carrilero y en el Lechia Gdansk de la máxima categoría polaca; el zaguero. Los otros dos integrantes del todos estrellas de la Youth League 2014, tampoco consiguieron; de momento, afianzarse en los clubes que dicha competición les dio a conocer. El central alemán que jugó el torneo con los mineros, Marvin Friedrich, hoy se encuentra en la Bundesliga 2 con el Unión Berlín. Por su parte, el lateral zurdo del Manchester City Angel Esmorís Tasende, conocido como Angeliño, no cuenta para Guardiola y está cedido en la Eredivisie con el NAC Breda. Al ex del Deportivo la Coruña se le vislumbraba una carrera más pegada a la élite, pero no ha bastado su potencia y velocidad por esa banda, aunque aún tiene tiempo pues es nacido en 1997.  Uno de los defensores que también se destacó, pero que finalmente no apareció en el Once Ideal fue Andreas Christensen, zaguero del Chelsea que sí se hizo grande en este torneo en las temporadas siguientes.

Calidad por arriba en la medular, tanto en las facetas recuperativas como de creación. Una de las joyas; por ADN y por talento, de la cantera del Real Madrid es Marcos Llorente. Fue el mediocentro del todos estrellas y cuatro años después es jugador al 100% del conjunto que dirige Zinedine Zidane. Una gran temporada en la Liga Juvenil de la UEFA, liderando la medular blanca, comenzó a darle fama, la que confirmó en la campaña 2016-2017 cuando estuvo cedido en el Alavés, haciéndose de la titularidad, contribuyendo a la permanencia y la clasificación histórica para la final de Copa del Rey en la que perdieron 3-1 frente al Barcelona. Titular indiscutible en la Sub 21 española, siendo subcampeón del último europeo de la categoría (0-1 ante Alemania), ha vuelto a su casa, viendo cortada su progresión por los pocos minutos que deja Casemiro, aunque él sabía que retornaba para que Zizou contase con una figura de características parecidas al brasileño para darle el aconsejable descanso en la larga temporada de clubes. Su principal arma, más allá de los atributos conocidos que ya trae desde que despuntaba en la Fábrica, es su juventud. Tiempo tiene de sobra para mostrar y demostrar que puede triunfar en el Real Madrid.

Quien no ha podido consolidarse a pesar del fútbol distinto que poseían sus botines en aquella primera edición de la Youth League, es el portugués Rochinha. Era el hombre que movía los hilos del Benfica, futbolista indispensable para Joao Tralao, pero las puertas del primer equipo de las águilas se cerraron de forma brusca ya que no terminó de convencer a los técnicos. En la Champions Juvenil anotó 6 goles y repartió 3 asistencias en 10 partidos, resaltando sus actuaciones contra el Anderlecht con un hat-trick, también frente al PSG y en las semifinales contra el Real Madrid. De esos interiores clásicos portugueses, repleto de habilidades balón al pie, a lo que suma una buena visión de juego, pero que no ha sido tocado con la vara del éxito. Actualmente intenta aportar al Boavista de la Primeira Liga, elenco que anda séptimo tras 27 fechas y en las que en 21 de ellas, Rochinha, ha marcado únicamente 2 dianas y sin brindar pases a gol para sus compañeros.

El que sí ha tocado el máximo nivel con sus prestaciones es Leroy Sané. Cierto es que sus números en la Youth League 2013-2014 se ven pobres si los comparamos con lo que hoy brinda cada jornada en la Premier League con el Manchester City. Hace cuatro años intentaba abrirse camino en el Schalke 04, aunque sólo anotó una perforación y dio 2 asistencias. De todos modos dejó destellos de calidad frente al Chelsea y luego en el partido que daba el pase a la final ante el Barcelona sin ser suficiente. Explotó definitivamente en la primera división del fútbol alemán en la campaña 2015-2016 en la que anidó 8 balones en las redes contrarias y dio 6 opciones de gol a sus compañeros. Guardiola salió tras esa misma temporada del Bayern y con él se llevó al talentoso teutón a las filas de los que ahora mismo están muy cerca de coronarse en Inglaterra. Un primer curso de adaptación para todos, incluido el desequilibrante Sané, pero un año después se ha consolidado. Pep lo ha colocado pegado a la banda derecha para que sus quiebros y su velocidad abran la cancha y permita que las defensas enemigas dejen casi siempre libre a algún jugador del City. Con 8 goles en 25 partidos de los 31 efectuados en Premier League, supera sus cifras de su debut, pero sus 11 pases para que otros celebren es la aportación fundamental de Leroy, futbolista nacido en 1996, quedándole entonces una larga y, al parecer, gran carrera.

En la delantera de aquel Once Ideal, suerte dispar en sus vidas hoy. Dos de los tres galardonados fueron del elenco que se llevó el cetro: Adama Traoré y Munir El Haddadi. Adama parecía que podía permanecer en Can Barça durante mucho tiempo, pero al ver que el primer equipo apostaba casi totalmente por la MSN, sus opciones se notaban reducidas, tomando el camino de otros canteranos culés, salir del sueño blaugrana. A su feroz velocidad  e imposible freno en el uno contra uno, agregó 2 goles y 3 asistencias para colaborar de forma importante en el título catalán de la Youth League. Sus combinaciones con Munir fueron la clave del éxito azulgrana. Antes de partir jugó 62 encuentros con el Barça B, marcando 8 dianas. También tuvo tiempo para debutar con los mayores en el evento copero, dejando su huella con una perforación. Luego de no afianzarse con el Aston Villa insiste en enseñar que su fútbol aún no ha dado el tope en las filas del Middlesbrough, jugando la Championship (Segunda División Inglesa). El comienzo de este curso no fue el mejor, pero desde que llegó el 2018, con él, aparecieron las perforaciones. Cinco desde entonces hasta la fecha e igual cantidad de pases a gol, lo que ha ayudado a que su equipo no pierda las esperanzas de retornar a la Premier. 

Su excompañero estuvo más cerca de anclarse al tren barcelonista. De la mano de Luis Enrique, una temporada  después de ser el mejor jugador de la Liga Juvenil con 11 balones en las redes rivales y 5 asistencias, se convertía en el futbolista del Barça más joven en marcar en un partido inaugural. Agosto de 2014, frente al Elche, a pase de Rakitic, duelo que finalizó 3-0. A la campaña siguiente se hace con su ficha del primer equipo, aportando 8 dianas, 5 de ellas en Copa del Rey. Quizás la impaciencia o, simplemente no terminar de agradar al colectivo técnico, hizo que El Haddadi saliese cedido en la 2016-2017 al Valencia. Temporada complicada para el club Che, que no obstante vio el destaque individual de Munir con 6 goles en el certamen liguero. Retornó al Barcelona, pero Valverde tampoco contó con él y salió nuevamente a préstamo, esta vez frente al Alavés. Después de un comienzo convulso, ahora, de la mano de Abelardo, el conjunto vasco ya ha sacado sus cuentas y parecen estar tranquilos en busca de la permanencia. Munir es uno de los puntas del 4-4-2 de Abelardo, por lo que dejada la banda, pone sus habilidades en pos de lucir dentro del área, dejándolo claro con sus 10 tantos domésticos, su mejor cifra desde que está en primera, sumando Liga y Copa. Desde Barcelona se habla de una posible renovación, aunque se mantendría cedido, pero al parecer aún cuentan con él, algo que no suena nada descabellado.

Finalmente, turno para hablar del que considero que ha explotado del todo junto a Sané, Gonçalo Guedes. El portugués ya era el futbolista más maduro del Benfica en aquella Youth League, poniendo al servicio de su elenco una enorme ambición de cara a puerta, partiendo del extremo izquierdo, con la mira siempre en buscar el gol. Fueron cuatro dianas durante aquel certamen, faltándole solamente la cima colectiva. Su progresión llegó hasta los ojeadores del PSG que se lo trajeron a la capital francesa en el invierno de 2017 junto a Draxler. Su poco protagonismo y su necesidad de tener minutos en la cancha hizo que el Valencia pidiera su cesión al conjunto parisino. Justo cuando se cerraba el mercado estival del pasado año se hacía oficial su préstamo por una temporada, la que va siendo pletórica para el conjunto que marcha cuarto a falta de 9 fechas para el final, logrando el objetivo Champions de momento. Parte del buen rendimiento de los de Marcelino pasa por la depurada técnica y la facilidad para eludir rivales de Guedes. Retrasando un poco su posición en el verde, volanteando en la zona siniestra del campo, le permite arrancar a pura velocidad y encarar hacia el centro para buscar perfil de disparo. También destaca por ganar línea de fondo con el objetivo de centrar y asistir a sus compañeros. Ha conseguido combinarse perfectamente con el lateral Gayá, fortaleciendo la banda izquierda valencianista. Con 4 dianas y 7 pases a gol, el Valencia hará seguramente hasta lo imposible para obtener su traspaso completo. Negociación que se presume dura pues el PSG sabe que su jugador se ha revalorizado y ya cuesta más que los 30 millones pagados al Benfica.

El balón ahora está del lado de los lectores. Ustedes evaluarán y dirán hasta dónde pudieran llegar algunos de ellos. En la próxima entrega hablaremos de jugadores como Joao Carvalho y Dominic Solanke. Otros que igual que los antes mentados persisten en no quedarse en grandes promesas.

           
@cronicaryan