- Foto Cortesía de: ScribbleLive

PSG destrozó al Barcelona en París

Cuatro goles certificaron el triunfo de los franceses ante los catalanes. Ángel di María, gran figura de los locales.

Humillante. Así fue la derrota recibida por el Barcelona español a manos del PSG de Francia, en el marco de los octavos de final de la Champions League 2016/2017, por marcador de 4-0. Dos goles en la primera etapa y dos en la segunda certificaron el triunfo galo a expensas del club catalán, que quedó al borde de la eliminación en octavos de final, algo que no sucedía desde 2007.

El juego empezó con un fuerte dominio de los franceses desde el pitazo inicial; los galos buscaron desde el primer minuto la portería de Marc-André Ter Stegen, aunque el ímpetu con el que iniciaron propició que a los cuatro minutos el jugador Adrien Rabiot tras una fuerte falta contra el brasileño Neymar Jr, recibiera la tarjeta amarilla. Sin embargo, al pasar de los minutos el PSG atacaba con potencia por las bandas, mientras el Barcelona lucía confundido y sin dirección. A los seis minutos lo intentó Edinson Cavani, pero su intento golpeó las piernas de Sergio Roberto. A los 11, fue Blaise Matuidi quien disparó a la portería de Ter Stegen pero el meta del Barcelona atajó espectacularmente. Barcelona buscaba el dominio de la pelota pero PSG se movía a placer a lo largo y ancho del terreno de juego. A los 17, Samuel Umtiti cometió falta al alemán Julian Draxler, provocando un peligroso cobro de tiro libre. El encargado de tomar la pelota fue Ángel di María, quien magistralmente y de pierna zurda definió para abrir el marcador. Era el 1-0, y con justicia celebraba la tribuna francesa. 

A los 22 lo intentaba de nuevo Cavani, aunque sin fortuna. Solo a los 26 minutos logró acercarse el Barcelona, con un cobro de tiro libre pésimamente cobrado por Lionel Messi, cuyo nivel distó del acostumbrado por el mejor jugador de la Argentina. Segundos después, André Gomes pudo empatar, pero su disparo salió desviado. Inmejorable oportunidad para la visita. Barcelona trataba, pero en su afán por el empate el mismo Gomes vio la tarjeta amarilla tras pisar a Draxler. A los 35 volvió el PSG a asustar con Draxler, pero Ter Stegen logró atajar formidablemente. Tres minutos después de nuevo Ter Stegen lograba adueñarse del balón ante una pelota de Rabiot. Pero a los 40, PSG anotaría el segundo gracias a un disparo impresionante de Draxler, luego de una pérdida de balón de Messi. Buscó el tercero el PSG pero no lo consiguió antes del final de la primera etapa.

Para la segunda mitad. tanto Unai Emery como Luis Enrique dispusieron de los mismos 22 jugadores; por lógica, el partido continuó con la misma dinámica, con un PSG dominante y avasallador, mientras el Barcelona continuaba viéndose errático en la cancha. A los 55, Di María de nuevo se convertiría en el verdugo de los catalanes, al definir con un violento zurdazo su llegada a predios barcelonistas. El argentino se erigía como la gran figura del juego, no solo por sus goles sino por su orden en la cancha y la forma en que una y otra vez ganaba la espalda a sus rivales. Y aunque el goleador del partido dejó la cancha a los 61 minutos, pareciera que su huella hubiese quedado intacta en sus compañeros, pues siguieron atacando a diestra y siniestra. A los 66 fue Lucas Moura quien intentó pero Ter Stegen capturó con facilidad. Pero a los 71 quien no perdonó fue Cavani, quien luego de una asistencia de Thomas Meunier disparó con fuerza para batir al meta del Barça. Era un 4-0 contundente, sin contemplaciones. Trató el Barcelona en los últimos minutos, pero sus esfuerzos fueron inútiles. Messi parecía otro, Suárez nunca se mostró, Neymar fue quizás quien más lo buscó pero no tuvo éxito. Luis Enrique, con su mirada fija al suelo, parecía no encontrar respuestas, mientras Iniesta se tomaba la cabeza en el banco. A los 84 Umtiti pudo descontar, pero el palo le negó la oportunidad. Parecía que todos estaban contra los españoles. Hasta el reloj, que parecía correr; aunque, para ser francos, era mejor que el partido acabase, antes de una potente debacle.

El resultado deja al Barcelona no solo al borde de la eliminación, sino a Luis Enrique muy mal parado ante su afición, que incluso ha llegado a pedir su cabeza al cierre de la temporada. Fueron notorios los errores defensivos y el desorden táctico en el equipo blaugrana, además de contar con el excelente desempeño de los franceses, que tuvieron en Ángel Di María a su mejor hombre. De lejos, la figura del encuentro.

La vuelta será el próximo ocho de marzo, y solo una sorprendente actuación de los españoles cambiará el rumbo de lo que ya parece escrito: la clasificación del PSG a los cuartos de final.

Formaciones:

PSG:Kevin Trapp; Layvin Kurzawa, Marcos Aoás Correa "Marquinhos", Presnel Kimpembe, Thomas Meunier; Marco Verrati (Christopher Nkunku, 69'), Blaise Matuidi, Adrien Rabiot; Ángel Di María (Lucas Moura, 61'), Julian Draxler (Javier Pastore, 86'), Edinson Cavani. DT: Unai Emery.

Barcelona: Marc-André Ter Stegen; Jordi Alba, Gerard Piqué, Samuel Umtiti, Sergio Roberto; André Gomes (Rafinha, 58'), Sergio Busquets, Andrés Iniesta (Ivan Rákitić, 72'); Lionel Messi, Luis Suárez, Neymar Jr. DT: Luis Enrique.

Árbitro: Szymon Marciniak (Polonia). Amonestó a Rabiot por el PSG, y a Gomes, Rafinha y Busquets por el Barcelona. No hubo expulsados.

Incidencias: juego válido por la ida de los octavos de final de la Champions League, desarrollado en el Parque de los Príncipes de París, Francia, ante 48 mil espectadores.

Mejores momentos:

Se viene el momento de Jorge Carrascal en River Plate

El colombino ya entrenó y jugó algunos partidos en la reserva
Desde el pasado 30 de enero, cuando se confirmó la contratación de Jorge Carrascal para River Plate, la afición se ha pregunta...