- Foto Cortesía de: Twitter

¿Que le hace falta a México para seguir brillando en categorías inferiores?

Otra final en Sub-17, pero la gran mayoría se queda ahí, sigue sin existir avance en menores

La Selección Mexicana en mundiales da mucho de que hablar. Entre la afición y los partidos que generalmente se dan, el Tri es un constante e importante en los Mundiales. Pero sin duda, la cumbre del éxito es en los mundiales de inferiores, sobre todo Sub-17. Desde los campeonatos de 2005, 2011, y los sub campeonatos de 2013 y. ahora, 2019, México ha brillado con jugadores como Álvarez, Briseño, Bueno, Vela, Gio, Araujo, entre otros, no todos terminan siendo lo mejor de México y otros se quedan en el olvido de las generaciones. 

 

El trabajo de los jóvenes promesas del fútbol mexicano ha dado de qué hablar durante 15 años y es que desde la generación dorada con Vela, Gio, Villaluz, México se ha impuesto a grandes selecciones en esta categoría. Realmente la clave para esto es que el joven mexicano busca trascender y sabe que no tiene nada fijo. Tiene la oportunidad de brillar en un plano mundial y sabe la importancia de esto, se supera y mejora cada juego para buscar el tan honrado campeonato del mundo. Todo esto acaba cuando se empieza a convertir en futbolista profesional, el trabajo que realiza ya no es simplemente por jugar, se convierte en trabajo, se cierran puertas por falta de ingresos y se deja de soñar con crecer a lo más alto. Muchas veces es simplemente por ganar dinero y trabajar. 

 

Y no es culpa del jugador mexicano, hay muchas circunstancias externas que lo alejan del alto nivel, la corrupción dentro del fútbol, problemas extra cancha, lesiones, presión, falta de apoyo, falta de mentalidad, pocos son, o ninguno a veces, los que llegan a brillar en Sub-17, Sub-20, Sub-23 y Mayor en México, a diferencia de todo el mundo. 

 

El problema no es, ¿Qué falta?, la realidad es que se necesita poner los pies en la tierra y aceptar que la categoría Sub-17 es algo que está muy lejos de la realidad a nivel mayor. Y no es que deba dejar de existir, si no que hay muchos jugadores que no se terminan por desarrollar aún, y su realidad futbolística no es cercana a lo mostrado a esa edad. En muchas partes del mundo esta categoría termina a la sombra, el profeso fuerte y real es cuando se llega a sub-20, donde se tiene una certeza más cercana de lo que el jugador es. Para el joven de Sub-17, debe mantener el ritmo, y no sólo futbolístico sino que, la mentalidad, debe ser algo esencial para que crezcan de una manera más segura, poner los pies en la tierra y seguir soñando alto.

 

Trabajar en categorías de menores es la mejor idea que México podría tener, pero es mantener las oportunidades a tope y trabajar para que el futbolista mantenga una mentalidad en base a oportunidades, entrenamiento. México será de los mejores en Sub-17 pero de ahí, el camino es aún más largo para llegar a ser los mejores en Sub-20, y terminar coronando todo en selección mayor, que es en donde todos tendrán los ojos encima. 

El exarquero de Boca Juniors que se volvió rastafari

El guardameta tuvo un cambio significativo en su vida, tras dejar de lado las atajadas
  Dentro del mundo futbolístico es algo habitual ver cómo la mayoría de jugadores al retirarse, continúan su ca...