- Foto Cortesía de: lanacion.com.ar

Real Madrid, finalista de la Champions League ante la Juventus

Un nefasto error de Stefan Savić, junto a una jugadota de Karim Benzema, propiciaron el gol que llevó a los merengues a la final en Cardiff

Este miércoles el estadio Vicente Calderón fue testigo de la clasificación del Real Madrid a la final de la presente edición de la Champions League, a pesar del triunfo del Atlético de Madrid por 2-1. La serie finalizó 4-2 a favor de los merengues, que llegan a la final de la máxima competición europea de clubes por decimoquinta ocasión, habiéndola ganado en 11 oportunidades.

El juego empezó con un ritmo impetuoso y frenético impuesto por el Atlético de Madrid, a sabiendas de la necesidad de los locales por encontrar tres goles para forzar al menos la extensión del partido por media hora más; así, a los cuatro minutos, Keylor Navas tenía que esforzarse para evitar la caída de la valla merengue. Un minuto después un cabezazo de Fernando Torres rozaba el horizontal. Aunque cabe anotar que Real Madrid tuvo una gran oportunidad que salvó Jan Oblak a los seis minutos, Atlético de Madrid continuaba con su fútbol agresivo y ofensivo, que logró sus réditos a los 11 minutos, cuando luego de un tiro de esquina, Saúl ganó en el salto a la defensa del Real y definió con potencia al marco de Navas. 1-0 y la emoción en la tribuna era evidente.

Cuando aún no se veía acomodada a la visita en el campo colchonero, vino un contacto de Raphaël Varane sobre Torres en el área de los visitantes, que el juez central consideró como penal. De inmediato fue Antoine Griezmann quien pidió ejecutar el cobro, y aunque lo hizo de manera no muy ortodoxa, pues se resbaló al momento de definir, el balón tomó destino de gol a pesar del gran esfuerzo del costarricense Navas. Era el 2-0 en 15 minutos y parecía que el milagro iba a suceder, pues las condiciones se daban para ello: Yannick Carrasco lucía imparable, Griezmann parecía amenazante cada vez que tomaba el balón y Diego Godín mandaba correctamente desde la defensa. Mientras tanto, Real Madrid no parecía despertar, pues Casemiro cometía errores continuos, Cristiano Ronaldo no aparecía y Toni Kroos lucia tímido ante los continuos ataques del Atleti.

Pero justo ahí, luego del segundo gol, Real Madrid despertó y empezó a dominar la pelota, mientras el Atlético sentía las consecuencias del esfuerzo de los primeros minutos. Lentamente la visita volcó su ataque sobre el campo rival, y aunque durmió de a pocos el partido, encontró lentamente la ruta para llegar al arco de Oblak. A los 37 lo tuvo Isco, que definió bastante suave, y a los 41, luego de una genialidad del francés Karim Benzema, que dejó a tres rivales en una baldosa (aunque cabe anotar que la pasividad de Savić fue inmensa), provocó el remate de Kroos que fue detenido por Oblak, que dejó el remate servido para que ejecutara Isco. Las esperanzas colchoneras parecían esfumarse, pues ahora debían marcar tres goles.

Para el segundo tiempo, parecía llegar más enchufado el Real que su rival, pues a los cinco minutos Cristiano Ronaldo avisaba, aunque Oblak detenía maravillosamente. Atlético quería pero no podía, y al buscar atacar brindaba espacios en defensa al Real, que a los 57 de nuevo se acercó gracias a Ronaldo, aunque su remate se fue lejos del arco. A los 65 volvió a acercarse el Atleti, pero Navas contuvo con frialdad en dos ocasiones. El Real respondió con una anotación que fue anulada por el juez central. De nuevo, a los 71 Griezmann buscaba rearmar el milagro pero Navas le decía que no, y la respuesta del Real era llegar a predios de Oblak con gran peligro. Para entonces, la esperanza parecía perdida para los locales, que bajaron el ritmo y procuraron no dejar que el Real llegara de nuevo a predios de Oblak. Así, sin más, se fue el segundo tiempo. Real Madrid celebraba una nueva llegada a la final de la Champions y el Atleti, de nuevo, se veía derrotado en esta competición por su eterno y acérrimo rival. Sin embargo, el esfuerzo de los colchoneros se vio recompensada por la afición, que aplaudió sin parar a sus jugadores que, bajo la lluvia, los llevaron a un sueño que, por desgracia para ellos, no tuvo final feliz.

Formaciones:

Atlético de Madrid: Jan Oblak; José María Giménez (Thomas, 57'), Stefan Savić, Diego Godín, Filipe Luis; Gabi, Saúl Ñíguez, Koke (Ángel Correa, 76'), Yannick Carrasco; Fernando Torres (Kevin Gameiro, 56'), Antoine Griezmann, DT: Diego Simeone.

Real Madrid: Keylor Navas; Danilo, Sergio Ramos, Raphaël Varane, Marcelo; Toni Kroos, Casemiro (Lucas Vázquez, 76'), Luka Modrić, Isco; Karim Benzema (Marco Asensio, 76'), Cristiano Ronaldo. DT: Zinedine Zidane.

Árbitro: Cüneyt Çakır (Turquía); amonestó a Godín, Gabi, Savić y Correa por Atlético de Madrid, y a Ramos y Danilo por Real Madrid.

Incidencias:juego de vuelta por la semifinal 2 de la UEFA Champions League, desarrollado en el estadio Vicente Calderón de Madrid, ante unos 50 mil personas. 

Mejores momentos:

 

¿Qué ganas en Fútbol Entre Líneas?

Como integrante de nuestro grupo de redacción tendrás el privilegio de llegar a miles de personas de habla hispana, además de ir formando un nombre y prestigio que servirá como soporte para ir avanzando en la estructura de Fútbol Entre Líneas, en donde a medida de tu antigüedad y cumplimiento podrás ir subiendo de rango e ir desarrollando diferentes roles.