- Foto Cortesía de: ('("(\'Peru.21\',)",)',)

Recuerdo | ¡Ay Ticos! Se cumplen tres años de la gesta histórica Costarricense en Brasil

En un juego de infarto en la Arena Pernambuco

Un 29 de Junio; para algunos es un día cualquiera de los 365 que tiene un año. Pero para los Ticos, ¡qué significado tiene! 

Y no es para menos, en esa fecha pero en el año 2014, se escribió la página más dorada de la historia del fútbol en ese país; ese triunfo en la tanda de penales ante Grecia en los Octavos de final del Mundial.

El partido muy cerrado, incluso el primer tiempo terminó sin goles. Sin embargo, al minuto '52' un toque suave sobre el césped de la Arena Pernambuco, del capitán Bryan Ruiz abrió el marcador. Las gloriosas tapadas de la Pantera Keylor Navas evitaron en múltiples ocasiones el empate. Pero, en el epílogo del juego sobre el minuto '90', Sokratis empató el compromiso para desazón de los Centroamericanos.

Tiempo extra muy tenso pero de nuevo el  mejor arquero del Mundial reaccionaba para conservar la paridad.

La tanda de penales fue mágica, no hubo fallos en los cuatro penales Ticos y tampoco en los tres primeros Griegos; Celso Borges, Bryan Ruiz, "Pipo" Gónzalez y Joel Campbell anotaron para la "Sele" desde el manchón blanco. En el cuarto lanzamiento Griego, Theofanis Gekas vió volar a Keylor quien con una tapada espectacular frenó el gol. Un paso para la clasificación... el resto se los dejamos en la narración de Kristian Mora de Teletica Deportes: 

Así fue, Michael Umaña cobró el mejor penal. La historia estaba escrita por esos héroes nacionales quienes dejaron todo en la cancha.

El éxtasis se apoderó de los jugadores, cuerpo técnico, de la afición presente en Recife y de todo un país que no creía lo que sus ojos veían.

Todos se unieron en una misma frase representada en Waylon Francis: "Llore conmigo papi llore conmigo hijo de p***", recitaba esas palabras al lado de su compañero José Miguel Cubero, ahogado en el llanto de la alegría. Pero como ese momento en palabras se queda corto mejor veánlo por sí mismos:

Sin duda alguna ese día lo que sucedía era realmente increíble, ese quinto partido les llego a todo un país, que sin importar lo que pasara luego, el orgullo por esos hombres que los llenaban de júbilo era realmente enorme, y todavía hoy se les pone "la piel de gallina" con aquel partido histórico.