- Foto Cortesía de: Ronaldinho

Ronaldinho quedó inmortalizado en el Maracaná

La sonrisa del fútbol recibió un homenaje en el mítico estadio de Brasil

Ronaldo de Assis Moreira, más conocido como Ronaldinho, se convirtió en leyenda del fútbol brasileño y mundial gracias a sus goles, jugadas, gambetas y, cómo no, a su sonrisa. Su impresionante talento lo llevó a grandes clubes internacionales y a ser reconocido como uno de los mejores futbolistas de la historia.

Prueba de ello es el homenaje que recibió el excentrocampista en el estadio Maracaná. Justo un año después de su retiro oficial de las canchas como jugador profesional, Dinho quedó inmortalizado en el recinto del fútbol como Pelé, Zico, Ronaldo y la jugadora Marta, quienes también quedaron grabados en el Maracaná.

Los pies de Ronaldinho quedaron grabados en el Salón de la Fama del mítico estadio de Rio de Janeiro que fue sede de dos Copas del Mundo, en donde además se jugaron las respectivas finales en 1950 y 2014. Sede además de los Juegos Olímpicos en 2016 y donde este año se vivirá la Copa América 2019.

Dejando sus huellas, y no solamente en sentido figurado, sino en el literal, Ronaldinho Gaúcho registró sus huellas en el museo y declaró que era un momento muy especial para su vida en una ciudad y un estadio que amaba.

“Es un placer estar aquí, yo amo Río de Janeiro y el Maracaná es el mayor palco de fútbol de todos, por lo que recibir este homenaje aquí es muy especial”, dijo el genio del fútbol de Brasil.

Además, en la rueda de prensa aseguró que se estaban ultimando detalles para realizar varios partidos de despedida con muchas estrellas del fútbol mundial, pese a que su retiro fue hace un año.

El campeón del mundo con Brasil en 2002 vistió las camisetas de Gremio de Porto Alegre, París Saint Germain, Barcelona, AC Milan, Flamengo, Atlético Mineiro, Querétaro y Fluminense. Marcó más de 330 goles y jugó cerca de 860 partidos entre clubes y selecciones.