- Foto Cortesía de: @asodeporcali

Ronaldinho y las dos caras de la moneda, una en Bogotá y la otra en Cali

El astro futbolístico tuvo un paso por el balompié colombiano hace algunos días

Ronaldinho Gaúcho, el que para muchos ha sido el mejor jugador de fútbol en la historia de este deporte se desvinculó oficialmente de su profesión en enero del año pasado formando parte de la plantilla del Fluminense, en su natal Brasil. Sin embargo, a sus 39 años, el deportista sudamericano decidió emprender una gira de despedida por diferentes estadios alrededor del continente, incluyendo a Colombia entre sus destinos.

 

 Luego de varios meses de espera, teniendo en cuenta que su llegada al territorio cafetero sería el pasado mes de junio, por fin llegó el momento y ‘Dinho’ arribó al país tricolor para jugar sus dos partidos programados en las ciudades de Bogotá y de Cali, el jueves y el domingo pasados, respectivamente.

 

El partido que se jugó ayer fue en la capital valluna, en un enfrentamiento entre América y Deportivo Cali, con varios exfutbolistas representativos de ambas escuadras como lo son James ‘La Guama’ Cardona, Harold Lozano, Julián Téllez, Álvaro Aponte y demás, por parte de los diablos rojos; mientras que otros hombres como Faryd Mondragón; Mario Alberto Yepes, Mayer Candelo, Carlos Alberto Trejos, y otros ídolos, completaron las listas del equipo azucarero.

 

Este partido, que la estrella del Barcelona jugó con la camiseta de ambos equipos (1 tiempo con cada uno), terminó 2-2, siendo un encuentro que a los hinchas gustó bastante y que, sobre todo, se vio muy parejo, pues los hombres en cancha se encontraban en condiciones físicas parecidas, lo cual hizo amena la jornada de exhibición que contó con un ritmo lento y con más espacios en el terreno de juego, algo que no sucedió en el partido de la capital colombiana.

 

Lo anterior, teniendo en cuenta que en el estadio El Campin, Ronaldinho visitó la camiseta de Santa Fe, que enfrentó a Atlético Nacional y que finalizó 2-0 a favor del ‘expreso rojo’, en tanto que el jugador histórico si bien realizó la asistencia del segundo gol cardenal, no tuvo tanto protagonismo en cancha. Esto, se debió a que los dos clubes utilizaron una plantilla en su mayoría compuesta por juveniles, que, al ser mucho más rápidos, no permitieron a Ronaldinho mostrar todo su talento.

 

Incluso, llegó el punto en el que el ídolo mundial tuvo que pedir que le pasaran la pelota para poder deleitar al público que asistió a deleitarse con su magia futbolística. Sin embargo, estos pequeños imprevistos no fueron un impedimento para que el ‘10’ se viera emocionado al final de ambos compromisos, mostrando gratitud ante todas aquellas personas que fueron a las distintas plazas para gritar su nombre a una sola voz.