- Foto Cortesía de: Diario Marca

Russo y Gottardi, de ser amigos y hablar todos los días a no tener comunicación

Los dos dirigentes argentinos tomaron distancia desde el año pasado

La dupla Miguel Ángel Russo – Hugo Gottardi es una de las más recordadas del fútbol sudamericano, pues durante 30 años estuvieron juntos en el banquillo, como director y asistente técnico respectivamente. Desde 1989 los argentinos unieron sus conocimientos para administrar distintos clubes del continente.

 

Su amplio recorrido por equipos como Lanús, Estudiantes de la Plata, Universidad de Chile, Rosario Central, Vélez Sarsfield, Boca Juniors, San Lorenzo, Racing, entre otros, les permitió salir campeones en distintas ocasiones. Sin embargo, su último gran éxito fue con Millonarios, donde fueron campeones de Liga en 2017 y de Superliga en 2018.

 

Tras salir del cuadro bogotano, llegaron a Alianza Lima; pero, en abril de 2019, se retiraron del plantel peruano principalmente por motivos de salud de Russo. En junio del año pasado, el entrenador se vinculó a Cerro Porteño y allí fue cuando comenzó su separación. Gottardi habló con Radio La Red de Argentina.

 

Al respecto dio que: “La última vez que lo vi fue en la inauguración del estadio de Estudiantes [Noviembre de 2019], y desde ahí no charlamos más. Yo sé que Boca te consume todo el tiempo, yo no quiero molestar. No nos peleamos ni nada, eh. Fue una decisión de él cambiar el cuerpo técnico y yo la respeté. Con él éramos muy amigos, hablábamos dos o tres veces por día, quizá, pero sin el trabajo eso se va perdiendo, se corta la comunicación, es algo lógico”.

 

También agregó que luego de que pase la pandemia, busca ser técnico de algún club por la experiencia que ya lleva como segundo al mando.  Finalmente, recordó aquellos momentos de gratitud que vivió con su colega argentino: “Con Miguel nos conocemos bien. Yo conozco a toda su familia, a sus hermanos, a los hijos de sus hermanos. Era una necesidad de él cambiar el cuerpo técnico y no hay enojos ni nada. Se terminó el matrimonio y listo. Como en la vida”, concluyó.