- Foto Cortesía de: ('Twitter de la Selección de Camerún (@FecafootOfficie)',)

Se fue Samuel Eto'o, el único en jugar en el mejor equipo de Guardiola y Mourinho

Una leyenda viviente y bandera del fútbol africano colgó los guayos y permite recordar que su carrera es y será el ejemplo para muchas

El fútbol africano, en ocasiones tildado como poco atractivo o tosco, es de los pocos continentes donde ninguna selección se ha llevado una Copa del Mundo, lo cual no desmerece las buenas participaciones que han alcanzado naciones como Camerún (Italia 1990), Senegal (Corea y Japón 2002) y Ghana (Sudáfrica 2010) llegando hasta cuartos de final.

 

Pero algunos personajes fueron y aún son los que han permitido que su continente fuera valorado en el mundo del fútbol. Basta con mencionar al marfileño Didier Drogba como máximo anotador de su selección y figura indiscutible en Chelsea de Inglaterra; actualmente, de las mayores estrellas africanas está el egipcio Mohamed Salah como bastión de su selección y destacado en el Liverpool de Inglaterra.

 

Una de las mayores joyas que pudo entregarle África al mundo del fútbol fue sin dudas, el camerunés Samuel Eto'o, por muchos años reconocido como El león indomable, pero que en el mes de septiembre de 2019 anunció su retirada del deporte.

 

El palmarés de Samuel no solo se queda en los triunfos que levantó en equipos como Barcelona, Mallorca, Inter de Milán, Real Madrid o su selección de Camerún, sino que se le reconoce (junto a Yaya Touré) por ser el Futbolista Africano del Año en 4 ocasiones (2003, 2004, 2005 y 2010)

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Samuel Eto'o (@setoo9) on

 

En memoria a sus extensos 20 títulos obtenidos en 22 años de triunfante carrera, uno de los detalles que puede llegar a pasar desapercibido es el de haber sido dirigido por Pep Guardiola y José Mourinho en sus mejores equipos. Y es que quien fue medallista olímpico de Sydney 2000 integró el Barcelona de 2009 y el Inter de Milán de 2010.

 

Barcelona 2008/2009

La escuadra que dirigía Pep Guardiola llegó a ser considerada como el mejor equipo de toda la historia por muchos fanáticos del fútbol, lo cual ratificaría en esa temporada y con la presencia del camerunés.

 

Su primer título se dio en la Copa del Rey que se disputó en la ciudad de Valencia el 13 de mayo de 2009. Los blaugranas golearon, gustaron y se quedaron con la corona ante el Athletic de Bilbao 4 goles a 1 con tantos de Yaya Touré, Lionel Messi, Bojan Krkic y Xavi Hernández.

 

Su segunda celebración sería en el torneo local, coronándose 2 fechas antes de que terminara La Liga.Campeonato que encaminó tras la victoria sobre el Real Madrid 2 a 6, en un partido que tuvo como escenario el Santiago Bernabéu.

 

Finalmente la anhelada Champions League sería la cereza del pastel,de cara al duelo contra el Manchester United en el Olímpico de Roma el 27 de mayo de 2009 se daba la haazaña. Con tantos de Eto'o y Messi, el equipo blaugrana se quedaría con su tercer campeonato en la primera temporada de Guardiola como DT y el primer triplete para el Barcelona, pero sobre la continuidad de Samuel no se veía una seguridad.

 

 

Inter de Milán 2009/2010

El jugador camerunés cambió de aires y partió de España rumbo a Italia, donde su próximo destino estaba en la escuadra que dirigía José Mourinho, el Inter de Milán. Llegaba a un equipo que con la salida del sueco Zlatan Ibrahimovic, le brindaba una oportunidad de continuar su carrera futbolística.

 

El 16 de mayo de 2010 apareció el primer reto para el equipo italiano, un enfrentamiento contra el Siena, donde con un solitario gol de Diego Milito bastó para conseguir la victoria y coronarse como el campeón de la Serie A.

 

La escuadra del portugués había demostrado una regularidad a través de las fases de la Copa de Italia donde dejó en el camino a la Juventus (cuartos de final) y la Fiorentina (semifinales). Torneo en el que el argentino Milito repetía la dosis de la liga, marcaba el único gol en la final y le daba su segundo campeonato en la temporada.

 

Conseguir la tercera Copa de Europa y la que completaría la tripleta del equipo en la temporada, se volvió una meta posible para los aficionados italianos quienes veían cómo su equipo llegaba a la final en el estadio Santiago Bernabéu contra el Bayern Múnich el 22 de mayo de 2010.

 

El camerunés Samuel Eto’o haría historia (como único jugador en hacer parte de dos tripletes consecutivos en diferentes equipos) y contribuiría para que su actual equipo lo hiciera igual. Un doblete de Diego Milito ante el equipo alemán les bastó para imponerse con un 2 a 0 y alcanzar la tercera corona de la temporada.

 

 

Opinión de sus directores técnicos

Alrededor de la experiencia del camerunés en ambas escuadras que hicieron historia, comenzó a generarse la expectativa sobre la opinión del futbolista acerca de ambos estrategas. Guardiola con quien no tiene unos buenos recuentos y Mourinho a quién llamó cuando anunció que se despedía del fútbol.

 

Durante un programa de la cadena de televisión francesa beIn Sports en 2014, Eto’o se pronunció sobre la relación con el técnico que lo había dirigido en el Barcelona, y dijo: "Yo le recordé a Guardiola cuando llegó que él no había sido jamás un gran jugador. Y le dije claramente que el que le haría ganar sería Eto'o”. Una declaración que se liga con la posición que tuvo Pep ante la presencia del camerunés en el equipo campeón de la hazaña.

 

Mientras que por otra parte, Samuel ha demostrado simpatía y respeto por el técnico portugués, diciendo: "Tenemos todavía un grupo de whatsapp en el que nos felicitamos todos y nos preguntamos y ayudamos… Estoy harto de justificar que este señor es una de las mejores personas que existen en el mundo del fútbol.”. Palabras en el contexto de un encuentro en Madrid, el 12 de septiembre del presente año para la presentación de la plataforma web Livescore como socia global de La Liga.

 

La experiencia y el recuerdo que transmite Eto’o sobre estas experiencias que marcaron su vida futbolística se refleja en sus declaraciones, sin empañar que hizo parte de los mejores equipos que dirigieron dos personajes respetados y aclamados en el mundo del balompié mundial e hizo que el continente africano tuviera una atracción futbolera mayor.