- Foto Cortesía de: ('("(\'bolsawallstreet.com\',)",)',)

¿Será favorable el cuarto proyecto de Peter Lim?

El Valencia inició esta semana los preparativos para afrontar la siguiente temporada, la cual parece destinada a un nuevo fracaso

En el 2014, el Valencia atravesaba una espantosa situación financiera, que se venía acumulando desde hacía ya varios años. Al borde de la banca rota, se buscaba un inversor y, como ‘salvador’, apareció Meriton Holdings, propiedad del magnate singapurense Peter Lim. Al cabo de varias transacciones, terminaron con casi el 83% del club de Mestalla.

El comienzo de la esperanza:

El club inició la temporada 2014-2015 con la ilusión de volver a donde pertenecen. Al terminar la campaña, se consideró un éxito, pues acabaron en la cuarta posición, lo que les aseguraba su puesto en la Champions League, donde tenían dos años sin decir presente. Algo que no sirvió de mucho, ya que fueron eliminados en la fase de grupos, quedando de terceros. Esto, por increíble –y mediocre- que parezca, es el mayor logro que ha vivido el Valencia CF bajo el mandato de Peter Lim.

Las siguientes dos campañas fueron un rotundo fracaso. Terminaron los periodos 2015-2016 y 2016-2017 en el decimosegundo puesto. Una decepción.

¿Qué se ha hecho mal? Apurándome, diría que todo.

Ventas y fichajes

Se vendieron jugadores clave (André Gomes, Paco Alcácer, Mustafi) y las compras no han sido nada rentables (Nani, Abdennour, Santos). Basándose en cesiones: Mangala, Mario Suárez, Munir. Siendo el ultimo uno de los que mejor respondieron, pero terminó su cesión y su destino será cualquiera, menos el Valencia. Además, recientemente se comunicó la venta de Enzo Pérez a River Plate, por una suma de 3 millones de euros. El argentino llegó al cuadro Che por 25 millones, sumando un total de 22 millones perdidos. Y sí, perdidos, porque en las dos campañas pasó sin ver muchos minutos, por las constantes lesiones.

Nemanja Maksimovic es el más reciente fichaje del club. El serbio firmó un contrato en enero de este año, mientras continuaba en el Astana, algo que lo perjudicó, pues el club lo apartó al darse cuenta. El joven de 22 años confesó que no sabe si tendrá una oportunidad de jugar en el equipo o si saldrá cedido, puesto que no ha hablado con el técnico. Sea como sea, el presidente del Valencia, Anil Murthy, confirmó que la cláusula de rescisión del jugador es de 100 millones de euros.

Mario Alberto Kempes

El histórico jugador del Valencia era, desde 2013, el Embajador Internacional del club, hasta que el pasado febrero el argentino comunicara por medio de Twitter su despido. Algo que conmocionó a propios y extraños. Siendo esto la última acción para que todos se dieran cuenta del paupérrimo manejo que se le está dando al club. Todo esto sumado a la fallida construcción del Nuevo Mestalla, estadio que inició sus obras en 2007 y desde 2009 no se ha vuelto a dar luz verde para su reanudación. Un coliseo que, en teoría, se utilizaría para celebrar el centenario del club, en 2019. Claro está que lo del estadio no es todo culpa de Lim y sus socios, pues inició bajo otros mandatos. Se espera que el reciento sea finalizado en 2021.

Se ha especulado mucho sobre una posible venta del Valencia CF por parte de Peter Lim, algo que, para mí, es muy complicado e imposible de ver, al menos a corto plazo. Un dueño que ni siquiera está de lleno en el club, donde está más pendiente de sus pérdidas o ganancias en sus múltiples negocios.

No hay nada que ayude a pensar en que el club de Mestalla dará una buena temporada. Desde la compra del singapurense han pasado nueve técnicos, sí, nueve. ¿Qué bueno trasmite eso? Un equipo sin ideas, sin un rumbo. Nada. Múltiples renuncias y despidos en diferentes cargos del equipo dejan a entrever la poca capacidad de poder levantar a un club sumido en la perdición. Absolutamente todas las señales apuntan sobre una sola dirección: un fracaso.

@CHdz40

¿Qué ganas en Fútbol Entre Líneas?

Como integrante de nuestro grupo de redacción tendrás el privilegio de llegar a miles de personas de habla hispana, además de ir formando un nombre y prestigio que servirá como soporte para ir avanzando en la estructura de Fútbol Entre Líneas, en donde a medida de tu antigüedad y cumplimiento podrás ir subiendo de rango e ir desarrollando diferentes roles.