- Foto Cortesía de: Radio Capital

Una remonta al mejor estilo del Fútbol

La mas grande hazaña en toda la historia del club Culé fue celebrada en cada rincón del planeta. Los escépticos volvieron a creer

Suena realmente paradójico escuchar por las calles las molestias de un cumulo de personas por este deporte, entre lo mas mencionado es que lo consideran un elemento de distracción de la sociedad, un deporte para personas sin estudio o sencillamente nunca le han visto sentido a esto. Saben algo, lo que acaba de pasar hace unos días en la humanidad no tiene explicación alguna, y si estas personas –por sus respectivas razones– se han perdido de una de las hazañas más importantes del fútbol, les diría que todas sus vidas tienen un vacío muy grande, aquel que solo lo puede completar un amor y una pasión tan grande como lo es este deporte.

Alguien que me sostenga el famoso argumento de que en el fútbol ya está todo dicho, ¡imposible! Nadie se esperaba que un pequeño equipo que a principio de temporada luchaba por no descender terminará siendo el campeón de la Premier, nadie se imaginaba que una innombrable Grecia ganará una Eurocopa, o si hablamos de remontadas, nadie se imaginaba que en 45 minutos Liverpool hiciera el milagro de Estambul y convirtiera esa parcial derrota en el título. De la misma manera, solo los creyentes veían una remontada posible del Barcelona contra el PSG, era algo muy lejano pero se sabía que teniendo al mejor jugador del mundo, al mejor nueve de América y al mágico jugador brasileño no les iba a quedar nada imposible.

Realmente hacía parte de los incrédulos, de aquellos que veían más posible ganarse una lotería que esta remontada –incluso así lo manifesté en mis redes– pero esto es fútbol señores, esto nació para que los jugadores nos callaran la boca cada vez que se lo proponen, este ostentoso partido que se acaba de jugar el Barcelona rompió todas las barreras de su tradición futbolística, ese día en el Nou Camp se olvidaron de jugar con magia, se olvidaron de su estilo, se olvidaron de toda las características que han identificado al Barcelona en sus años de historia por convertirse en un equipo que dejó alma y corazón por encima del fútbol, ese fue el método por el que arriesgó Luis Enrique, su última carta la jugaba ese día con los ojos cerrados, y vean qué bello es esto, le funcionó.

Es tanto el impacto de este deporte que la hazaña realizada por el Barcelona hizo mover la tierra, los sismólogos reportaron un movimiento sísmico en el preciso momento en que, un jugador en el que menos creían, metiera el sexto y definitivo gol. Los 100.000 espectadores en el estadio y sus alrededores hicieron que la tierra temblara, esta vez no con miedo ni caos, esta vez fue con un sentimiento único de alegría y esperanza. Ese gol le dio la vuelta al mundo, ese gol que minutos antes lo veían tan imposible logró demostrar que este deporte no tiene límites, que el fútbol mueve corazones y también la tierra se contagia de esta felicidad.

Era una columna dedicada a la hazaña del Barcelona, al carácter de Luis Enrique, a los cojones que se puso Neymar ese día para mover al equipo y al talento de todos sus jugadores por lograr lo imposible. Pero más que fijarme en el equipo Culé, lo que ellos materializaron es un logro para el fútbol mundial, que importa si eres del Madrid, del Atleti, del Bayern o de otro continente, somos afortunados como lo dijo MisterChip en haber vivido esto, somos realmente suertudos en ver el renacer del Barcelona que solo podemos pararnos y aplaudir, pero sobre todo somos realmente bienaventurados por vivir, disfrutar y amar este deporte, así es, esto es simplemente fútbol.

@matcovel

¿Qué ganas en Fútbol Entre Líneas?

Como integrante de nuestro grupo de redacción tendrás el privilegio de llegar a miles de personas de habla hispana, además de ir formando un nombre y prestigio que servirá como soporte para ir avanzando en la estructura de Fútbol Entre Líneas, en donde a medida de tu antigüedad y cumplimiento podrás ir subiendo de rango e ir desarrollando diferentes roles.