- Foto Cortesía de: ('Playfútbol',)

Sin problemas, Lanús arrolló a Zulia como local

Con goles de Acosta, Sand, Denis, Silva y Pasquini el equipo argentino goleó 5-0 a Zulia, de Venezuela, en un partido en que la diferencia estuvo muy marcada

Lanús y Zulia se enfrentaron en La Fortaleza, en uno de los duelos de la fecha 3 de la Fase de Grupos de la Conmebol Libertadores Bridgestone. Ambos equipos tenían en sus cosechas tres puntos cada uno, producto de una victoria y una derrota en las dos fechas anteriores. 

Lanús marcó la ventaja en el resultado, primero, para luego hacer la diferencia en el juego. Un sistema brillante de asociaciones sistemáticas integrales llevó al Granate a dominar durante todo el primer tiempo. Los laterales y centrales avanzaban con la pelota para conectar con los volantes interiores, Román Martínez y Matías Rojas. Iván Marcone regulaba desde el centro todos estos movimientos, contribuyendo también a la tenencia de la pelota del equipo de Jorge Almirón a través del robo de pelotas, insoportable para los rivales. Tras hacerse con la pelota, los interiores triangulaban con los laterales y los extremos, Alejandro Silva y Lautaro Acosta. Éstos desequilibraban o se asociaban con los defensores y, ayudados por el centrodelantero Sand, lograron ser punzantes en la ofensiva. José Luis Gómez, lateral, avanzó por la banda derecha para entregarle la pelota al centrodelantero, que asistió de taco a Alejandro Silva, extremo, quién centró para que llegue desde la otra banda el volante exterior Lautaro Acosta.

En el plano defensivo el equipo argentino hizo un trabajo integral de presión permanente y marcaje uno a uno para no dejar respirar a Zulia. Si bien dejó algunas dudas, la defensa granate se mantuvo sólida y sólo pudo ser penetrada mediante tiros de media distancia.

Zulia, por su parte, intentó hilvanar un juego que rompa con la solidez de Lanús en todo el campo. No lo logró: Arango y Moreno no fueron productivos, los extremos no tuvieron la movilidad ideal y Unrein sólo retrocedió para asociarse en los primeros minutos. Luego, Savarino fue el delantero que se acercó para contribuir a la circulación de la pelota. En el gol de Acosta, la defensa se desarticuló y Chirinos no pudo detener al volante argentino, que llegó muy cómodamente y definió el 1-0 cuando el partido recién nacía.

Se terminó el primer tiempo con un Lanús al que no le sobraba el partido en el resultado pero tenía las herramientas para ampliar la ventaja y ganar definitivamente el encuentro. En el entretiempo, Nicolás Pasquini reemplazó a Matías Rojas para el Granate. 

En el segundo tiempo, José Luis Gómez recibió un pelotazo, lo respondió con un cabezazo hacia adelante asistiendo a José Sand, que con una bomba amplió la ventaja a dos goles sobre cero. Esto ocurrió a los dos minutos y mostraba que Zulia nuevamente salía al campo de juego sin todas las luces encendidas y el equipo argentino jugaba con el cuchillo entre los dientes. A los cinco minutos de inicio del complemento se retiró Román Martínez por una molestia muscular. Lanús se quedaba sin sus dos interiores titulares: Rojas había salido en el entretiempo y ahora Martínez sería reemplazado por Marcelino Moreno.

Con el ingreso de Moreno el desarrollo del partido cambiaría, en teoría, por la ausencia de los dos interiores que habían garantizado el funcionamiento de todos los engranajes del conjunto de Almirón durante el primer tiempo. El ingresante se ubicó en su posición natural, extremo derecho, quedando Alejandro Silva como interior acompañando a Marcone y Pasquini en el tridente del medio. El cambio del desarrollo ocurrió pero Lanús siguió dominando ante un Zulia que, desordenado, intentó imponer su propuesta sin efecto alguno. El equipo argentino se mostró firme en defensa aunque no tuvo la intensidad ofensiva del primer tiempo, debido a la tranquilidad que le daba el resultado y el funcionamiento. Se afianzó con el gol de penal del ingresado Germán Denis, que reemplazó a José Sand en el tercer cambio del Granate. 

Savarino y Arango fueron flashes de buen juego en un Zulia impreciso, sin ideas, abrumado por la impotencia causada por el mal rendimiento y la goleada en contra. Lanús, sin ser arrollador tras el segundo gol, supo manejar el partido a su gusto: bajó la intensidad de los ida y vuelta que proponía tímidamente el equipo venezolano teniendo la pelota en los primeros metros e intentando generar chances de gol a conveniencia y en menor volumen. Con una serie de toques y una gambeta de Alejandro Silva, el Granate se puso 4-0 en el minuto setenta y ocho. Dos minutos más tarde, jugando como si fuera un entrenamiento, Lanús se animó a más y coronó la gran noche que tuvo en el campo de juego con un gol de Pasquini para el 5-0.

Al equipo argentino no le costó golear a Zulia y se llevó una victoria merecida. Dio una clase de fútbol, jugó como si fuera un entrenamiento por las facilidades que otorgó el rival y se quedó con la punta del Grupo 7 de la Conmebol Libertadores. Sin embargo, las falencias del equipo visitante no le quitan mérito al gran jugo del conjunto de Jorge Almirón. Ganó, gustó y goleó.

 

¿Qué ganas en Fútbol Entre Líneas?

Como integrante de nuestro grupo de redacción tendrás el privilegio de llegar a miles de personas de habla hispana, además de ir formando un nombre y prestigio que servirá como soporte para ir avanzando en la estructura de Fútbol Entre Líneas, en donde a medida de tu antigüedad y cumplimiento podrás ir subiendo de rango e ir desarrollando diferentes roles.