- Foto Cortesía de: Univisión

Siria entre la tristeza de la guerra y la alegría del fútbol

Un país derrumbado por la guerra, vive momentos de felicidad gracias al fútbol

El deporte más practicado, visto y querido del mundo, una de las maneras en las que se olvidan asperezas y que se disfruta y vive, un ambiente de paz, en la mayoría de las ocasiones, aunque se esté en épocas difíciles.

Ahora, vuelve a tener una historia, esta es la que detiene una guerra por un momento, que lleva años y años, y que desgraciadamente ha cobrado miles de vidas.  

Un país como Siria, hundido en guerra, desesperación y problemas que han llegado a niveles indignantes, vivió horas de felicidad y como todo buen partido, de desesperación, celebraciones en las calles, alegría desde los más jóvenes, sonrisas que llevaban tiempo sin ser tan seguras.

El trabajo y esfuerzo de la Selección de Fútbol de Siria ha creado la unión de los habitantes de Damasco, si, 11 hombres alegraron las calles de una ciudad que lleva años en guerra.

Los jugadores han vivido muchos problemas durante las clasificatorias hacia Rusia 2018, el equipo dirigido por Ayman Hakeem ha tenido que disputar cada partido de local, en Omán, ya que la capital de Siria, Damasco, está en múltiples problemas, por lo que la seguridad de todos, no estaba asegurada.

Pese a esto, el equipo sirio, el cual, nunca ha disputado una Copa del Mundo, empezó a mostrar un fútbol muy bueno, calificando en 2do lugar de su grupo, solamente abajo de Japón y además de todo, con 2 derrotas, ambas ante Japón pero goleando a Afganistán y Camboya y ganándole a Singapur.

Tras la calificación, como 1 de los mejores 2do lugar, el cuadro sirio enfrentó, ahora en Malasia como casa, a Irán, Corea del Sur, Uzbekistán, China y Catar, con un saldo de 3 ganados, 4 empatados y 3 perdidos. Pero es que el último partido dieron todo por esa oportunidad de calificar, sabiendo que esto, era la manera de que la guerra se detuviera por momentos, Las águilas de Qasioun, como son conocidas, empataron a último minuto con un gol de Omar Al Soma, jugador que se había negado a representar a su país durante 5 años y que apenas, había vuelto, y que manera de volver.

Todo esto es una historia de película, algo diferente y algo hermoso que nos da este deporte, que pese a no ser algo político,  genera aspectos grandes, más allá de la cancha de fútbol, por que este día, como dicen los habitantes de Siria, no avanzó el régimen, avanzó Siria, ese país que merece renacer, y  que confía que su selección eliminó a Australia para después enfrentar  a la CONCACAF, y vivir un Mundial en un momento crítico para este país.

Ante esto, la realidad es que:

"El fútbol lo juegan 11, pero lo ganan millones."

Y como dijo William Shankly“Mucha gente piensa equivocadamente, que el fútbol es un juego de vida o muerte. En realidad, es mucho más que eso”

El negocio de la explotación infantil en el fútbol

La normalidad de explotar chicos para salir de la pobreza
Las historias de superación personal que involucran mucho trabajo y sacrificio para ser profesionales en el mundo del fútbol suelen d...

PERFIL| Leonardo Ramos el goleador sin reflector

Leonardo Ramos se ha convertido en la pieza clave de Lobos
Lobos BUAP es un club limitado, Francisco Palencia llegó con el objetivo de evitar el descenso y para ello las armas que se le otorgaron no ...

Arthur y Artur: El príncipe desplaza al rey

Melo se gana la confianza
Finalizaba la temporada 2017-2018. Busquets se quedaba solo. Seguían cayendo aquellos guerreros bajitos, artistas del balón, elocuent...

Casemiro tiene razón

Los jugadores no han estado a la altura
“El resultado de hoy es la muestra de lo que va siendo la temporada… un desastre”, afirmaba Casemiro en zona mixta tras la golea...

Etapa postmundial incierta en algunas selecciones

Conmebol en un nuevo ciclo para buscar competir en Catar
Después del Mundial, las selecciones de Conmebol están en periodo de reestructuración: Argentina, Ecuador, Chile y Colombia so...

España | La Liga que querían todos

Han habido varias sorpresas
Los favoritos no andan bien. ¡Qué bueno!, dirán los castigados de casi siempre, esos que cada temporada tienen partidos marcado...