- Foto Cortesía de: Marca

¿Sorprenderán los Vikingos?

Clasificación histórica

Mientras aún se cuentan las travesuras de Messi en el Atahualpa, la herida mortal de Neymar con su pandilla a los decepcionantes chilenos, o el gol fantasma que arrastró a Panamá a su primera cita planetaria, a la par que los Estados Unidos veían derrumbar su sueño mundialista como castillo de arena, los historiadores consultan viejas predicciones en busca de una explicación que conduzca al por qué del éxito islandés, clasificados directos a Rusia 2018, cuando grandes como Italia aún tienen su pasaporte en juego a la espera del sorteo de repechaje, mientras que Holanda verá otro evento relevante por la televisión.

 Los dirigidos por Heimir Hallgrímsson, que también es de casa, lideraron un grupo donde aparecían como favoritos por encima de los nórdicos, elencos como: la Turquía de Arda, la Ucrania de Yarmolenco y Konoplianka, así como la Croacia de Modric, Mandzukic y Rakitic. Con 22 puntos fueron primeros del Grupo I, dos por delante de los balcánicos y cinco más que los exsoviéticos. Además de ser el conjunto más ofensivo con 16 perforaciones, una más que los croatas, a lo que suma ser el segundo menos goleado con 7, tres por encima del mismo equipo que los dejara en el camino en la repesca, previo a Sudáfrica 2014, con global de 2-0. Estos números, son menos fríos que el clima del pequeño país europeo, pues pone más ribetes épicos a dicha hazaña, que además se viste de Récord Guinness.

Corría el año 2000, y por aquel entonces se construía el primer estadio techado en Islandia con el objetivo de jugar durante todo el año, inversión en infraestructura que creció poco a poco. Los resultados llegarían casi dos décadas después. Para la clasificación al torneo que se celebró en Brasil, las riendas de los vikingos comenzaron a ser compartidas entre Lars Lagerbäck y el actual DT. El sueco que como mano derecha de Tommy Söderberg ya había llevado a su país al mundial de 2002 y la Eurocopa de 2004 y luego manejaría los hilos de Nigeria en el 2010, conformaría una dupla perfecta con Hallgrímsson, marcando en rojo la fecha del 15 de septiembre de 2015, día que certificaron el boleto a la Euro de Francia, celebrada un año más tarde.

Para su debut en certámenes de primer nivel dejaba en los registros de las eliminatorias par de victorias ante la oxidada mecánica naranja y sólo quedó por detrás de la República Checa con 20 puntos, dos unidades menos. Una vez pisada la competición gala, Hungría, Austria y sobre todo Portugal, mostraban un panorama complejo para la gesta que terminarían por realizar. Empates a un gol contra húngaros y lusitanos, daban el impulso para vencer a la hora del pitazo final 2-1 frente a los austriacos. El héroe al 94' sería Arnor Traustason, amén del penal errado para los derrotados, a piernas de Dragovic. 

No sería el último capítulo de la aventura vikinga, pues el 27 de junio de 2016 escribiría una de las páginas más recordadas en el viejo continente, dejando fuera en los octavos de final a Inglaterra, y eso que Wayne Rooney al minuto 4 ponía por delante al conjunto de los tres leones, pero Ragnar Sigurdsson y Kolbeinn Sigthorsson, al 6' y al 18', daban la vuelta para alegría de una afición incrédula e igualmente feliz. Aunque en los cuartos Francia los vapulearía 5-2, no fue suficiente para evitar un festejo que desde entonces llegó para quedarse. El ¡uuh, uuh!, de la fanaticada islandesa hizo soltar lágrimas a más de uno, que seguro pensó en que ahí terminaría el recorrido de un conjunto, que aparca la incesante búsqueda de mega-estrellas por el trabajo colectivo. La historia tiene segunda parte, con prólogo que se terminará de redactar en Rusia.

Más allá de ser la nación que con menos habitantes logra inscribirse en este tipo de competición, con apenas una cifra que rodea los 330.000 en cuanto a población; marca Guinness y rondando el centenar si de futbolistas profesionales hablamos, el reto será al menos imitar a Irlanda del Norte, país que en su momento también acaparaba dicho estatus. Los irlandeses en Suecia 1958 lograron pasar de la fase de grupos al dejar en el camino a Checoslovaquia en el duelo de desempate, pero ante Francia camino a las semifinales salieron goleados 4-0, con par de dianas del mítico Fontaine. Ahora, Islandia, quien impuso el récord que también pasó por los botines de Kuwait en España 1982, Trinidad y Tobago en Alemania 2006, Eslovenia en Corea-Japón 2002 y Paraguay en Uruguay 1930, podrá seguir derrumbando muros con su sólido bloque defensivo, su afilada verticalidad y sobre todo una confianza en sí mismos, además de ganar siempre en mayor medida de lo que puedan perder.

Tras la gloria culminada el 9 de octubre de este año al vencer 2-0 al débil Kosovo, con dianas de la figura que pone el toque distinto en el verde, Gylfi Sigurdsson al minuto 40' y Johann Gudmundsson en el 68', a pase del mediapunta del Everton, Islandia hará seguramente que las tierras del país del atlántico norte se queden casi desiertas, pues si para la Eurocopa se trasladó el 8% de la población a Francia, ¿Cuántos querrán perderse la cita mundialista, para quienes no se sabe cuándo volverán? Una fiesta que no para desde ese éxito en el ya reducido para los méritos alcanzados, estadio Laugardalsvöllur de Reikiavic. En el trayecto clasificatorio se suman un inesperado éxito ante Croacia y una goleado de 3-0 visitando a los otomanos.      

Con la base de una generación que logró colocarse entre los 8 mejores del europeo Sub 21 de 2011, encabezada por los antes mencionados, a los que se suman piezas inamovibles para Heimir Hallgrímsson; el dentista, como Bjarnason y el capitán, Gunnarsson, se les presenta un panorama en el que cada gol, cada punto que toquen en tierras rusas, serán páginas que harán temblar al planeta más que los 126 volcanes que existen en el país del noroeste Europeo. Una importante alternativa en el ataque pudiera ser el delantero del Ausburgo, Finnbogason, quien parece haber encontrado en la bundesliga un sitio donde triunfar. Puede sonar atrevido, pero si aposté por ellos hace un año, porque no hacerlo en el próximo verano. Ya no solo dominan una esférica con las manos, sino que ahora saben moverla con los pies en busca de más leyendas.

@cronicaryan

¿Qué ganas en Fútbol Entre Líneas?

Como integrante de nuestro grupo de redacción tendrás el privilegio de llegar a miles de personas de habla hispana, además de ir formando un nombre y prestigio que servirá como soporte para ir avanzando en la estructura de Fútbol Entre Líneas, en donde a medida de tu antigüedad y cumplimiento podrás ir subiendo de rango e ir desarrollando diferentes roles.