- Foto Cortesía de: Google

Steven Gerrard, el símbolo del Liverpool que dijo adiós al fútbol

El volante inglés anunció su retiro del fútbol profesional hace días y aprovechamos para repasar su exitosa carrera

Steven George Gerrard es el representante de la historia reciente del Liverpool. Es sinónimo de lealtad a un club, debido a su larga estadía en el Noroeste de Inglaterra. Pasó por buenos y malos momentos, por éxitos internacionales y decepciones locales, pero a pesar de todo siguió allí prácticamente hasta el final de su carrera. Que haya militado unos meses en Los Ángeles Galaxy de Estados Unidos es casi simbólico, ya que siempre lo asociaremos a los “Reds”. Evidentemente, él lo vio exactamente igual, ya que únicamente duró un año lejos de su tierra natal. El objetivo de este artículo es repasar su carrera, pero no para que se transforme en una simple biografía, sino para homenajear debidamente a un verdadero crack de este deporte.

“Stevie” estuvo siempre relacionado con Liverpool, ya que nació el 30 de mayo de 1980 en dicha ciudad y pasó toda su infancia allí. Cuando arribó al club a los 9 años, ni él podía llegar a pensar todo lo que le esperaba en el futuro. No fue nada fácil para el joven mantenerse en los planteles menores, e incluso tuvo que especular con cambiar de rumbo para que le ofrecieran un contrato juvenil. Claramente, los dirigentes de la institución acertaron en el momento que decidieron contratarlo profesionalmente en 1997.

Un día que nunca olvidará el volante será el 28 de noviembre de 1998, cuando hizo su presentación ante el Blackburn Rovers ingresando en la segunda mitad. Su debut como titular fue nada más y nada menos que por Copa UEFA ante el Celta de Vigo, y a partir de allí logró a pesar de las lesiones, comenzar a enamorar a los aficionados con su potente pegada y su capacidad para ocupar el centro del campo. A partir del año 2001 Steven dejó de ser promesa para convertirse en una realidad, ya que fue partícipe de la obtención de 3 títulos por parte del Liverpool: Copa de La Liga, FA Cup y Copa UEFA, incluso marcando un gol en la histórica final 5-4 ante Alavés.

No todo fue color de rosas para él, ya que una lesión lo marginó del Mundial Corea-Japón 2002. Sin embargo, su personalidad y capacidad de liderazgo fue premiada en el año 2003 cuando lo nombraron con únicamente 23 años como capitán del equipo. No hay ninguna duda que la cinta le vino bien, ya que nunca más se la sacó.

Posiblemente, la temporada 04/05 haya sido la mejor de su carrera como profesional, tanto individual como colectivamente. Liverpool se coronó campeón de la UEFA Champions League tras 20 años en una mítica final ante el AC Milan, uno de los mejores partidos de la historia. En dicho encuentro, en el que ganaron por penales, Gerrard fue nombrado mejor jugador y obtuvo meses más tarde el premio UEFA al Mejor Futbolista del Año. Para cerrar una temporada de ensueño, fue Balón de Bronce al finalizar 3° en las votaciones del Balón de Oro.

En el año 2006 disputó su primera Copa del Mundo, en la que anotó 2 tantos y llegó con Inglaterra hasta los cuartos de final. Posteriormente, un año más tarde llegó a una nueva final de Champions, aunque en dicha ocasión el Milan tomó revancha y lo venció en la final. No obstante, la FIFA siguió reconociendo su rendimiento incluyéndolo en el equipo de los años 2007, 2008 y 2009. Las temporadas posteriores no fueron precisamente exitosas para el club, aunque Gerrard continuó siendo fiel al no aceptar jamás ofertas del Barcelona, Real Madrid, Chelsea y entre otros.

Debido a su avanzada edad, su posición en el campo fue retrocediendo, para convertirse en un volante defensivo con unas grandes cualidades de recuperación y distribución. En la 13/14 estuvo muy cerca de alzar la Premier League, el único título que le resultó esquivo con los “Reds”. Tal vez, uno de sus errores más recordados será en aquel encuentro ante Chelsea, en el cual un resbalón en mitad de cancha costó el título.

A mediados del año 2015 y con un merecido homenaje, Steven abandonó el club que lo vio nacer tras 17 años. Uno de los más grandes símbolos de la institución dijo adiós tras 710 partidos, 186 goles y 11 títulos ganados. Su corto paso por la MLS fue simplemente para deleitar a los aficionados norteamericanos, ya que formó parte de LA Galaxy algo más de un año, disputando 39 partidos con 5 tantos y 15 asistencias. A sus 36 años, decidió que lo mejor era abandonar el deporte profesional, en el cual dejó una gran marca.

Todos recordaremos a “Mr. Liverpool”, que en un fútbol rodeado de dinero, fama y sobrevaloración de jugadores, siempre fue fiel a su club, con el cual vivió lo mejor y lo peor que tiene este deporte.

 

¿Qué ganas en Fútbol Entre Líneas?

Como integrante de nuestro grupo de redacción tendrás el privilegio de llegar a miles de personas de habla hispana, además de ir formando un nombre y prestigio que servirá como soporte para ir avanzando en la estructura de Fútbol Entre Líneas, en donde a medida de tu antigüedad y cumplimiento podrás ir subiendo de rango e ir desarrollando diferentes roles.