- Foto Cortesía de: EL TIEMPO

Un día volviste

Emotividad absoluta ante la vuelta de Miguel Ángel

Dos meses pasaron para volverlo a ver, un largo periodo de idas y venidas lleno de especulación, duda pero ante todo, mucha fé. “Todo se cura con amor” dijo Miguel cuando terminó el tema del cáncer y a su vez empezaba el largo viacrucis con la bacteria. Lo cierto es que a partir del martes 17 de abril, la fecha de su esperado regreso, todo el mundo del fútbol se dio cuenta de que sí, al final todo se curó con amor.

Era una semana de expectativa, llegaba a Colombia por fin la tan anhelada noticia, Miguel Ángel Russo superaba sus inconvenientes médicos y estaba apto para volver a Bogotá, todo listo para volver a hacer lo que más le gusta, dirigir. El domingo 15 de abril fue la fecha especial, a eso de la 1 a.m. llegó el comandante del barco azul a la capital del país. En declaraciones dijo “Lo que más quiero es ver a mi gente, uno los extraña” y sí, el hincha de Millonarios sabe más que nadie lo que significó la ausencia del líder. Una ausencia que trajo algunas alegrías, como la Supercopa, y también tristezas, pero ante todo enalteciendo el valor humano sobre lo deportivo, primero estuvo siempre la salud del profe antes que cualquier otra cosa. Era innegociable eso.

El lunes, Miguel preparó el partido, se reencontró con todos en el club y volvió al ruedo para poner al equipo a punto. El martes se dio su tan ansiada vuelta y qué mejor fecha que el día de Copa Libertadores, noche de gala en Bogotá. Los que tuvimos la fortuna de asistir al estadio sabemos del momento tan especial que se vivió. Era el momento para agradecerle al entrenador por todo, decirle gracias por los títulos y por devolverle la ilusión a una hinchada que lo necesitaba. Demostrarle que a pesar de su ausencia, la familia de Millonarios estuvo siempre unida en pro de su recuperación. Antes de iniciar el partido, todo el público se unió a una sola voz, retumbó en El Campín un cántico ensordecedor “Olé, olé, olé, Russo, Russo”.

En el campo, los jugadores se encargaron de darle la bienvenida que se merecía. El equipo fue una aplanadora y goleó a Deportivo Lara, los venezolanos se llevaron cuatro en la maleta. Ayron, con su triplete, fue el encargado de hacer delirar a un estadio que con cada gol o acción importante coreaba el “Russo, Russo”. En pocas palabras, una noche mágica.

Al final, Russo salió contento con lo mostrado por el equipo. Garra, contundencia, buen juego y compromiso. No era para menos, la presencia del líder era un envión anímico para los jugadores y la afición. En la rueda de prensa dijo “Si te cuento cómo me sentí en la raya, lloramos todos… Contento porque uno es un animal de la pelota, y donde esté la pelota uno quiere estar, y cuesta no estar”. Te mereces todo lo bueno Miguel, que aquella noche quede en tu memoria siempre porque como dijo Gottardi cuando conquistó el título de la Superliga “Todo esto es tuyo, todo esto lo armaste vos”.

Buen viento y buena mar, Miguel Ángel. Lo que se viene será aún mejor.

Suiza y Suecia ¿Caballos Negros?

Partido cerrado en donde ambos tendrán el sueño de hacer historia.
Uno de las llaves más peleadas se dará el Martes, Suecia y Suiza, la confusión de muchos al nombrarlos finalmente se enfrentar...

Mundial Capítulo 7: Las primeras bajas de Rusia 2018

Egipto, Arabia Saudita y Marruecos ... que las fuerza los acompañe
1) Portugal (1) – (0) Marruecos Resumen del partido:  No caben dudas que hasta ahora este es el mundial de Ronaldo. Tal ve...