- Foto Cortesía de: Olé

Un encuentro que se termina por falta de balones

Los hinchas nunca devolvieron los balones que se fueron a la tribuna y el extraño encuentro tuvo que terminar antes del final del primer tiempo.

Parece impensable que un partido de fútbol profesional se detenga por falta de balones. Pues aunque parezca insólito, en 1990 durante un encuentro entre Vélez y San Lorenzo en la doceava fecha del torneo apertura de ese año, el árbitro Juan Bava detuvo a los 40 minutos del primer tiempo justamente por falta de balones en el campo de juego. 

 

La historia comenzó cuando el delantero Ferreyra hizo un remate al arco, que el arquero Salinas desvió por fortuna para su equipo, enviando el balón a la tribuna. Sin embargo, diferente a lo que comúnmente sucede el balón nunca retornó al terreno de juego. La pelota había caído en la tribuna del equipo visitante, y ellos conscientes de sus actos jamás la devolvieron como debían hacerlo. 

 

Lo más curioso y que fue lo que convirtió este evento en algo insólito en la historia del fútbol, fue que previamente a esta pérdida ya se habían dado tres más, y el cuarto balón que existía para poder seguir el partido estaba pinchado. Con el fin de poder continuar con el encuentro, el delantero se acercó a la tribuna y a través de las rejas le pidió a los hinchas que amablemente devolvieran la pelota. Pero jamás atendieron a su llamado, razón por la cual el árbitro del encuentro decidió suspenderlo tan solo habiendo cumplido 40 minutos de la primera parte. 

 

Casi un mes después, el partido se retomó, logrando al final un marcador de 0-0. Al final lo que queda de esta historia es darse cuenta del poder que puede tener la afición en la ejecución de un encuentro. Y a pesar de que el árbitro fue criticado por no haber permitido que se diera una solución inmediata, queda la duda sobre si la decisión tuvo consecuencias positivas en quienes evitaron a toda costa que se continuara el encuentro o no. Al final los hinchas también tienen una manera de protestar y de conseguir un cometido a través de la intervención en el rendimiento y resultados de los equipos. 

 

VIDEO DEL PARTIDO