- Foto Cortesía de: marca

Un Messi imperial, un Barça goleador

El Barcelona no conoce la derrota en liga

En el duelo que cerraba la fecha de este martes el FC Barcelona recibía a un Eibar que nunca había ganado en el Camp Nou, aunque su último recuerdo fue muy alentador en la casa catalana,  pues a pesar de caer 4-2 las sensaciones de los vascos resultaron positivas en la que fue la última fecha de la temporada anterior. El Barça se plantaba como líder invicto cuatro jornadas mientras que el Eibar llegaba de ganarle el juego al Leganés 1-0.

Los visitantes que curiosamente vestían con un traje parecido al Sporting de Lisboa presionaron mucho en los primeros 5 minutos y tras robar un balón en el centro del campo, buscaron un pase largo para su delantero Sergi Enrich, que se plantó en el área pero no pudo batir a Ter Stegen que evitó que la sorpresa llegara pronto a la pizarra en el recinto catalán. Al equipo culé le tocaba asentarse, sobre todo por los 6 cambios que introdujo Ernesto Valverde en el once inicial.

Tras empezar a soltarse la presión de los visitantes en una buena combinación entre Iniesta y el lateral derecho Nelson Semedo, el portugués cayó en el área y Hernández Hernández señaló el penal. Corría el minuto 20 y Messi desde los 12 pasos ponía arriba a los azulgranas al pegarle con la zurda y hacia la derecha de Dmitrovic haciendo inútil la estirada del guardameta. Esta diana significó la número 355 en liga para el argentino y su 47 desde el punto penal.

Luego de la anotación los dirigidos por José Luis Mendilibar no cambiaban el libreto, entre 6 y 7 hombres pisando mitad de cancha rival, en busca de recuperar el balón lo más cerca de Ter Stegen pero los de Valverde tapaban bien los espacios. El peligro culé seguía estando en los botines de Leo, un remate suyo desde la frontal en el 25 fue bien aguantado por el portero visitante. En el otro bando sobresalía en ataque el japonés Inui pero le faltaba compañía en los momentos finales.

Luego de varios acercamientos catalanes, tratando de desbordar por las bandas con Denis Suárez y Gerard Deulofeu, llegaba el segundo al marcador en una jugada que habitualmente no solía ser un arma fuerte del Barcelona. De cabeza y llevando al fondo de las redes un centro desde el córner al segundo palo, Paulinho en el 37 ponía al Camp Nou a corear su nombre. Segunda anotación para el sudamericano en dos partidos consecutivos, al parecer comienza a decirle a Valverde que puede llegar a ser una pieza importante. En lo que quedaba de segundo tiempo nada más pasó.

El segundo tiempo comenzaba a puro ritmo blaugrana. En los primeros 10 minutos el Eibar veía pasar el balón y no podía ocurrir menos que aumentar la cuenta. En una jugada que comenzó desde el fondo en la que Paulinho dejó de manera excelente pasar el balón, Messi probó al arco, Dmitrovic detuvo pero Denis Suárez a puerta vacía  ponía el tercero al 53.

Luego vendrían minutos de locura en el Camp Nou. En una jugada aislada para los visitantes, Enrich recibió un balón dentro del área, le ganó la posición a Piqué y batió al portero alemán al 57, dando algo de esperanza a los visitantes. Esto pareció molestar a Messi, que delante de su entrenador en selección, Jorge Sampaoli en cuatro minutos concretaba otro Hat-trick. Primero al 59 colándola por entre tres rivales por donde solo él sabe. Dos minutos después en un contragolpe fulminante luego de una acción que el Eibar no pudo concretar en el área culé, se combinó con Paulinho quien recibió del argentino, devolviéndosela para que éste dentro del área hiciera lo de siempre, romper las redes. Manita del Barça y aún quedaba media hora del juego.

Con el duelo ya completamente definido, jugándose un partido ya muy abierto Valverde dio entrada a Sergi Roberto por Iniesta, a Rakitic por Busquets y a Aleix Vidal por Deulofeu, pensando ya en los próximos compromisos ligueros y europeos. Mientras Mendilibar resignado daba entrada a Rivera por Dani García. Con el duelo definido a 10 minutos del final el Eibar comenzaba a cometer varias faltas innecesarias significando una de ellas en amarilla para Gálvez.

A cinco del final, a la historia, el disparo al poste de Rubén Peña que había entrado en el Eibar en el segundo tiempo. Algo que pareció volver a incomodar al crack argentino que al 87 condujo el balón, vio abierto a Vidal por la derecha, éste se la devolvió y Messi volvía a batir a Dmitrivic, colocando el 6-1 definitivo en el pizarrón. Póker para el 10 del Barça que llegó a 21 perforaciones a todos los equipos que ha dirigido Mendilibar: Osasuna, Valladolid y ahora Eibar. Así y sin casi tiempo de descuento José Luis Hernández Hernández cerraba las cortinas de un partido entretenido en el que hubo muchos goles pero pudieron ser más para ambos bandos

Once del Barcelona: Ter Stegen, Semedo, Macherano, Piqué, Lucas Digne, Paulinho, Busquets, Iniesta, Messi, Denis Suárez y Deulofeu.

Once del Eibar: Dmitrovic, Arbilla, Oliveira, Gálvez, Juncá, Jordán, Escalante, Dani García, Capa, Enrich e Inui.
Árbitro: Alejandro José Hernández Hernández
Estadio: Camp Nou

Luka Modrić: ¿Por qué ganó el premio "The Best"?

El croata logró romper con una hegemonía
A veces, el trabajo de un mediocampista no es tan valorado como el del resto. A lo largo de la historia, tenemos como leyendas a jugadores de todas...