- Foto Cortesía de: Latina

VERGONZOSO |  Se retira de la selección Alemana por racismo

El internacional decidió retirarse del fútbol internacional por el extremo racismo que hay en el federación alemana

El jugador del Arsenal de Inglaterra, Mesut Özil, anunció por medio de sus redes sociales su retiro del fútbol internacional, la causante de esto, las constantes criticas hacia el jugador por su cercania al gobierno turco de Recep Tayyip Erdogan.

 

"Con mucho dolor y después de muchas consideraciones sobre lo acontecido, no seguiré jugando para la selección alemana mientras tenga este sentimiento de racismo e irrespeto", apuntó en su carta el “10” alemán.

 

The past couple of weeks have given me time to reflect, and time to think over the events of the last few months. Consequently, I want to share my thoughts and feelings about what has happened. pic.twitter.com/WpWrlHxx74

— Mesut Özil (@MesutOzil1088) 22 de julio de 2018

 

 

Todo este revuelo se dio, por una foto que posteo en sus redes con el gobernante turco y su compañero de equipo, Ilkay Gundogan. Donde exponen su apoyo al gobierno. Esta foto, causo el malestar en el nacionalismo alemán y con la prematura y sorpresiva eliminación de Alemania del pasado mundial, fueron los primeros en estar en el ojo del huracán.

 

"Como mucha gente, mis raíces van más allá de un país. He crecido en Alemania, pero mi historia familiar tiene sus raíces sólidamente arraigadas en Turquía. Tengo dos corazones, uno alemán y otro turco",  expresó el mediapunta en su carta.

 

III / III pic.twitter.com/c8aTzYOhWU

— Mesut Özil (@MesutOzil1088) 22 de julio de 2018

 

El anuncio de inmediato causo revuelo, ya que son cuestiones que no deberian darse en el fútbol y menos en una selección con tanto prestigio como la alemana. Recordemos que Özil fue campeón del mundo con este país en el 2014, siendo una de sus figuras. Con los teutones, logro 23 goles en 92 partidos y se consolido como uno de los mejores creadores de juego en toda Europa.

 

Özil, es claro y conciso a la hora de pronunciarse sobre el maltrato que recibio de los dirigentes alemanes, en especial del manager Richard Grindel. El dirigente fue el que más duro le dio al mediapunta por su foto y practicamente lo relegó de su puesto en el equipo.

 

Grindel habia pronunciado su disgusto con el jugador, que según el debio haber sido apartado del equipo.

 

"No serviré más como chivo expiatorio (de Grindel) por su incompetencia y su incapacidad para hacer correctamente su trabajo", apuntó el jugador del Arsenal.