- Foto Cortesía de: Real Madrid

Vinicius Júnior, un garoto por el Real Madrid

Analizamos el posible escenario del flamante delantero brasileño que ha sido contrato por un "gigante" de Europa.

Desde lejos puede engañar. Se le ve fuerte, fibroso, de complexión atlética -con potencial para aumentarla- y es de estatura media (1.77m).

Sin embargo, cuando uno se acerca, empieza a ver unos rasgos faciales más cándidos y pueriles. Comienzan las dudas. Sospechas que desaparecen cuando el menino sonríe. La ortodoncia le delata. Aunque su traspaso sea el segundo más caro de la historia del país con más Copas del Mundo. Aunque vaya a formar parte de la plantilla que ha ganado las últimas tres Copas de Europa. Sus brackets confirman lo que su rostro apunta: Vinicius Júnior es un niño pequeño, un garotinho.

Por eso, como niño pequeño se ha de enfocar este pasaje. El chico, criado en la cantera del Clube de Regatas do Flamengo, ha cumplido 18 años a principios de julio. A esa edad, Cristiano Ronaldo completaba su primer año en el Sporting de PortugalLionel Messi llevaba nueve encuentros con el primer equipo del Barcelona. Por otro lado, es cierto que en Brasil, y en Sudamérica en general, las promesas destacan y se pueden asentar antes. Neymar comandaba con 19 primaveras al Santos campeón de la Libertadores. No obstante, la realidad es que ninguna de estas tres supernovas eran futbolistas redondos a su edad. Ni siquiera se podía imaginar las cotas que alcanzarían. Por descontado, al carioca nacido en Sâo Gonçalo en julio de 2000 no se le puede demandar la excelencia. No ahora.

De ‘Rubro-Negro’

Vinicius ha pasado toda la vida ligado al Flamengo. A los cinco años, entró en una de las 125 escolinhas que posee el Mengâo por todo el país. A los nueve, rechaza aguantar un año para entrar en la entidad como jugador de fútbol sala -el Fla es un club polideportivo-  a pesar de destacar como pivô (pívot/punta) en el Canto del Río. El menino lo que quiere es el fútbol grande. Momento que le arriba con la década: los rojinegros apuestan por el gonçalense, tras un gran torneo en la vetusta ciudad deportiva de Gávea, y se une a las categorías inferiores reales. Así, en 2010, Vinicius Júnior ya es miembro del Mengâo.

“Cuando llegó, lo probé. Yo tenía la manía de coger una pelota y pegarle hacia arriba para ver cómo controlaba el niño. ‘Ô Vinicius,  aségurala’. La dominó perfecta, me la devolvió y dije: “¡!… Creo que va a dar para caldo, eh “, Patinho, entrenador de Vinicius en el Canto del Río (fútbol sala).

Sin embargo, las facilidades que tiene en la cancha, no las goza fuera. Se cría en el barrio Mutua de Sào Gonçalo, localidad separada de la gran Río de Janeiro por la famosa Bahía de Guanabara y unida por el puente Río-Niterói. Es un municipio complicado que, diez años antes de que naciera el protagonista, el 81% de la población vivía por debajo del umbral de pobreza (31,5% en 2012). Cuando le inscribe Flamengo, la familia Paixâo de Oliveira no tiene transporte propio. Mientras el padre se va a trabajar a Sâo Paulo, el chico recorre diariamente los 70 km en autobús, con su madre en brazos del hermano pequeño, hasta el Ninho do Urubu, la moderna ciudad deportiva rubro-negra. Antes de los 16, Vinicius abandona la vivienda familiar para mudarse con su tío, en el barrio carioca de Aboliçâo. 

Más allá de los inconvenientes, Vinicius va rompiendo etapas al ritmo de sus carreras. Triunfa en el Sudamericano sub-15 como 2º máximo goleador y el sub-17 como MVP y mejor artillero. Al llegar a mayo de 2017, todo se precipitará en cuestión de días. El día 13, debuta con el primer equipo debutando con dieciséis primaveras. El 15, renueva hasta 2022 con una cláusula superior (de 30 pasa a 45 M€). El 23, el Real Madrid hace oficial el desembolso de su cláusula y cede al menor de edad hasta 2019, con posibilidad de que llegue cuando cumpla los dieciocho. Lo que ha terminado ocurriendo. El diestro, así, ha evolucionado en un catorce meses de debutar con el primer equipo a despedirse de Maracanâ como el aventurero que se marcha a conquistar Europa, cuando aún no ha conquistado ni su hogar.

“Con el primer equipo de Flamengo cuenta con 69 partidos y 14 goles (contando los trofeos estaduales)”

Brasil y Sudamérica no han sido suyos en ningún momento. No le ha dado tiempo. Ni siquiera ha hecho suyo a un equipo donde el ex-Atlético Diego Ribas, Éverton Ribeiro o Lucas Paquetá, otra perla tres años mayor, han tenido más ascendencia ofensiva en el juego del finalista de la Copa Sudamericana del año pasado (bien ganada por Independiente de Avellaneda). De hecho, si Flamengo tenía un costado donde asentarse, era el derecho con Ribeiro (extremo) juntándose a Diego (mediapunta o interior, según sistema) y Paquetá (ha jugado en cualquier puesto), y dando vuelo al lateral derecho (Pará o Rodinei). Aunque es verdad que en el partido en casa de Fluminense, uno de los últimos que jugó en el Brasileirâo, sí tuvo mayor peso, coincidiendo con la ausencia de Diego Ribas.

Hasta ahora, Vinicius Júnior se ha mostrado como un jugador de jugadas y no de juego. Pero como ha sido productivo siendo así, no le ha sido necesario echarse a la espalda al equipo en cada partido, ni aparecer en cada escena. Pero muy pocas veces como la pieza sobre la que girar el equipo, algo normal teniendo en cuenta el perfil de futbolista y la existencia de compañeros de más recorrido. El brasileño fue, en 2017, el jugador número 12 o 13 para Reinaldo Rueda, mientras que en 2018 ha sido un gran actor secundario con ciertos papeles de protagonista, con Mauricio Barbieri en la dirección. El vídeo de abajo muestra su debut en Libertadores (agosto 2017), saliendo en la segunda parte ante Emelec, con 1-0 en contra.

 

Vinicius Júnior, un garoto por el Real Madrid

Analizamos el posible escenario del flamante delantero brasileño que ha sido contrato por un "gigante" de Europa.
Desde lejos puede engañar. Se le ve fuerte, fibroso, de complexión atlética -con potencial para aumentarla- y es de estatura m...

¿SE VA? | Marcelo deja al aire su salida del Madrid

El brasileño estuvo en conferencia de prensa
Todos los que alguna vez han jugado al fútbol saben que dentro del campo es algo universal y puede unir a muchas personas en una relaci&oacu...

Otro talento brasileño al Camp Nou

Fichaje sorpresa
La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida, reza la canción de Rubén Blades. Así pensará Malcom (21 años),...

Hoy hace un año, Neymar fichaba por el PSG

Tras su polémica salida del Barça, el brasileño ya cumple una temporada con el club parisino
Ya va un año que Neymar decidió dejar al Barcelona para cumplir con el objetivo de ser el mejor jugador del mundo, por encima de su e...

Hasta en partidos de exhibición silban a Neymar

A pesar de ser el invitado estrella se llevó un abucheo estruendoso en tierras mexicanas
El talentoso 10 de la selección brasileña, durante un partido de exhibición de fútbol 5 organizado por su fundaci&oacut...