- Foto Cortesía de: LaLiga.com

¡ Y se dio Anoeta!

Rota la racha

Era el 5 de mayo del 2007, la última vez que el Barcelona salió sonriente de un estadio en el que 11 años después los catalanes no han vuelto a ganar. Valverde intentaría romper con esta racha y para eso puso en la cancha el mismos once del Bernabéu, salvo Iniesta. Por su parte Eusebio Sacristán más allá de algunas variaciones en la alineación titular deseaba que su equipo cambiase la cara de la última derrota liguera en casa del Leganés.
La Real incomodaba a los azulgranas en todos los sectores del campo. Los de Ernesto no lograban hilvanar varios pasos seguidos y se sentían incómodos jugando sin balón. Salvo algunas internadas de Roberto por la derecha poco más se veía del Barça en los primeros 10 minutos. Los vascos aprovechaban los espacios a la espalda de los centrocampistas visitantes y la confusión de los 2 zagueros blaugranas, para en una de las internadas por la banda derecha de los locales se lanzara un centro perfecto de Xabi Prieto al área que un desmarcado William José cabeceó a placer al fondo de la portería, al minuto 11.
Llegada a la primera media hora de partido los de casa seguían siendo mejores. Presionaban las salidas del balón culé y encontraban con mucha facilidad los huecos para llevar peligro al área de Ter Stegen. Incluso se les anuló un gol de forma incorrecta por una aparente falta de William José sobre Rakitic, que a mi criterio nunca existió y que pudo representar la ampliación del marcador en ese momento. Pocos minutos después, y luego de un paradón del arquero visitante tras disparo de Canales, se hacía justicia en la pizarra con una buena recuperación en cancha rival, un pase filtrado del propio Canales a Juanmi, que no perdonó dentro del área y fusiló al guardameta alemán.
Parecía que nos iríamos al descanso sin que el Barcelona pudiera reaccionar ante el excelente planteamiento de Sacristán, pero como ha sido costumbre a lo largo de esta temporada en una contra feroz en la que Luis Suárez arrancando por la izquierda dejó atrás a la defensa Realista, le dejó un balón servido a Paulinho, que apareció otra vez en zona del “9” y logró anidar la esférica en las redes defendidas por Ruli al 39. Luego del descuento catalán se fueron a vestuarios a escuchar las charlas de sus entrenadores.
Se esperaba una segunda mitad en la que probablemente el juego se tornara de ida y vuelta, pero nada más lejos de la verdad. A los 5 minutos, Messi tomó el balón, André Gomes arrancó la marca y Suárez otra vez por banda izquierda apareció dentro del área, recibió del argentino y de primera intención puso la igualada en el marcador. Definición de crack, un golazo que apagó las ilusiones de la real sociedad. A partir de entonces el Barcelona jugó a su ritmo, lo que hizo que los locales solo intentaran evitar, lo que posteriormente si ocurriría.
Eusebio dio entrada a Oryalzabal por Juanmi en busca de refrescar el ataque local, pero esto no cambio la cara de los suyos. Del otro lado Valverde puso en el campo a Dembélé por un incómodo Paulinho, quien realmente amén del gol pareció estorbarse casi todo el tiempo con el portugués Gomes. El reacomodo táctico tardaría 20 minutos en dar fruto, era un Barça más punzante por los laterales. En el 71 Ruli dividió el balón, Vermaelem lo ganó en territorio de Busquets y con una defensa a contrapié el uruguayo apareció nuevamente dentro del área para batir al guardameta argentino y poner arriba a los culés en la pizarra, ventaja que ya no perderían.
No paraba de llover y el estadio ya estaba resignado a otra derrota de los suyos, quienes no pudieron aguantar el empuje del primer tiempo. La reacción catalana fue sellada a balón parado, otra genialidad de Leo, la primera de este tipo en la actual campaña. Corría el minuto 84 y el 10 dibujó una parábola perfecta, que Ruli solo vio caer dentro de su arco sin reacción alguna, parecía puesta por la mano. De ahí en adelante a esperar que pasaran los minutos para que el árbitro principal detuviese su reloj y tras el pitazo final, Valverde y su equipo rompieran el misticismo de Anoeta.
El dato: Luis Suárez lleva 6 jornadas ligueras consecutivas anotando gol.
Once Real Sociedad: Ruli, Llorente, Odriozola, Kevin Rodrigues, Navas, Illarramendi, Prieto, Zurrutuza, Canales, William José y Juanmi.
Once del Barcelona: Ter Stegen, Jordi Alba, Piqué, Vermaelem, Sergi Roberto, Busquets, Paulinho, Rakitic, André Gomes, Messi y Luis Suárez. 
Estadio: Anoeta.
Árbitro: José Luis González González.

 

¿Qué ganas en Fútbol Entre Líneas?

Como integrante de nuestro grupo de redacción tendrás el privilegio de llegar a miles de personas de habla hispana, además de ir formando un nombre y prestigio que servirá como soporte para ir avanzando en la estructura de Fútbol Entre Líneas, en donde a medida de tu antigüedad y cumplimiento podrás ir subiendo de rango e ir desarrollando diferentes roles.