- Foto Cortesía de: Extra

Zidane castiga a un crack del Real Madrid

Un nuevo problema para el adiestrador merengue

Zinedine Zidane ha demostrado a pulso que es uno de los mejores entrenadores del mundo, los resultados lo avalan, pero no sólo en la cancha, sino también en el vestuario, y es que el DT francés ha sabido manejar muy bien la interna blanca, en la que tiempo atrás primaban los egos individuales por encima de los intereses del club.

Además de saber manejar muy bien un tema muy complejo tiempo atrás como lo son las rotaciones, algo que para el ex mediocampita parece ser de sus puntos fuertes, ya que hasta el mismo Cristiano Ronaldo ha visto algún que otro encuentro desde el banquillo.

Sin embargo, tras las ventas e incorporaciones del verano, hay alguna posición que ha quedado mermada. Y, en concreto, hay un jugador que se está viendo forzado. La desdicha de Dani Carvajal es, en realidad, el gran deseo de cualquier jugador: lo juega absolutamente todo. Pero en algún momento hay que parar.

El lateral derecho merengue ha disputado todos los partidos desde que arrancó la temporada: los tres duelos de Supercopas, los dos de Champions y los seis de la Liga. Once partidos que suman 990 minutos, siendo el único en la plantilla que lo ha hecho, por lo que empieza a preocupar que exista una sobrecarga muscular, y que está nada de llegar a los temerarios 1000 minutos seguidos.

Hay informes médicos en los que se establece este número de minutos como el punto de inflexión para un deportista de élite, en el que la posibilidad de que existan lesiones musculares aumenta hasta en un 20%. Esta es la razón por la que Zidane prefirió 'castigar' a Dani Carvajal y se sobre entiende que en el próximo partido liguero, frente al Espanyol, el latera no está en el once titular merengue.

 

Neymar del odio al amor con la hinchada del PSG

El equipo parisino le ganó 2-1 al Liverpool y sueña con la clasificación
El PSG ha logrado una victoria importante en el Parque de los Príncipes. Con un gol de Bernat y otro de Neymar, los parisinos se montan en e...