- Foto Cortesía de: Futbolred

El equipo al que Adriano iba a entrenar solo por las bebidas y el trato con las esposas

El jugador tuvo un momento de “diversión” en su vida, mientras jugaba a la pelota

El brasileño Adriano forma parte de la lista de los delanteros más importantes de la historia, principalmente por su gran capacidad goleadora con la pierna izquierda. Este futbolista, que pasó por el pico más alto de su carrera en los años 2000’s, debutó en Flamengo, y luego contó con una amplia trayectoria en Italia, pasando por escuadras como Inter de Milán, Fiorentina, Parma y Roma, entre otras.

 

En 2009 el carioca regresó al club en el que se convirtió en profesional y allí jugó durante dos temporadas, teniendo un desempeño destacado. Hoy, doce años después, el jugador reveló la verdadera razón por la que decidió volver a su país de origen; pues escribió una carta para el medio estadounidense ‘The Players Tribune’ en la que mencionó que: “Quería volver a divertirme. Y hermano, nos divertimos. Te diré la verdad sobre ese equipo del Flamengo. A veces íbamos a los entrenamientos no por el fútbol, sino sólo por las bebidas de después. Tan pronto como nos despedían del entrenamiento, hora de la fiesta. ¡Todas las esposas conocían el trato! ¡Estaremos en casa a medianoche!”.

 

Pero, a pesar de estar relajado en su nuevo equipo, Adriano logró números significativos como el marcar 34 goles en 48 partidos disputados, y hasta salió campeón del torneo de su país, la razón fue por el amor que le tenía a la camiseta del club en el que logró su sueño cuando era un niño: “Las favelas siempre pintan un cuadro oscuro. Siempre es dolor y miseria, hambre. Y sí, a veces es así, pero es complicado…Siempre había una pelota en mi pie. Fue puesta allí por Dios. Cuando tenía siete años, algunos miembros de mi familia juntaron su dinero para que yo pudiera jugar en la academia del Flamengo”.

 

En su relato, ‘El Emperador’ también realizó una crítica a los medios de comunicación por buscar denigrarlo mientras atravesaba por un punto crítico en su vida.” La prensa decía que yo había 'desaparecido'. Decían que había vuelto a las favelas y que estaba drogado y todo tipo de historias locas. Publicaban fotos mías y decían que estaba rodeado de todos estos gánsters y que mi historia era una tragedia. Pero tengo que reírme, porque no saben lo que hacen cuando hablan así. Volví con mi gente, mis amigos, mi comunidad", afirmó el exfutbolista.