- Foto Cortesía de: Atlético Nacional

“El que diga que Pablo Escobar pagó la Libertadores de Nacional es un ‘malparido’”, Maturana

Fue el primer título internacional de un club colombiano

Para nadie es un secreto que en la década del 80 el narcotráfico inundó de dinero la sociedad colombiana. El fútbol no fue la excepción y muchos clubes eran financiados por estos oscuros personajes. “Yo no tengo la certeza de que le haya dado un aporte económico al fútbol local. Nunca lo sentí de esa manera. Dicen que los fantasmas asustan más de lejos que de cerca. Se crean leyendas más de lejos que de cerca. En este país, no existe un club en el que Pablo Escobar le haya dado dinero”, dijo Francisco Maturana en entrevista con Infobae.

 

Más allá de eso, Pablo Escobar era aficionado al fútbol e incluso cuando estaba preso en La Catedral recibió visitas de algunos futbolistas. Pero tiempo antes, en 1989, mandó a asesinar al árbitro Álvaro Ortega luego de un partido entre Independiente Medellín y América. Ese mismo año Atlético Nacional ganó la Copa Libertadores y la mayor polémica se presentó en cuartos de final contra Millonarios por una jugada de penal que no le dieron a Arnoldo Iguarán. 

 

El América vs Medellín por el que se ordenó el asesinato de un árbitro

 

Años después algunos árbitros hablaron. Juan Carlos Bava fue juez de línea en la semifinal entre Nacional y Danubio y le dijo a El Gráfico: “Un día antes del partido unos tipos entraron al hotel, nos tiraron la puerta abajo y empezaron a revolear ametralladoras. Nos ofrecieron plata y nos amenazaron de muerte a nosotros y a nuestras familias. Nos dijeron que sí o sí Nacional tenía que ganar, que la orden ya estaba dada; que si queríamos agarrar la plata, la plata estaba, pero que si Nacional no ganaba, nosotros éramos boleta”.

 

Según Bava no aceptaron el dinero y afortunadamente para ellos los verdolagas ganaron 6 – 0. Quedó la anécdota que Carlos Esposito, juez central, les dijo en broma que si faltando 5 minutos no había goles, él mismo la iba a meter en el ángulo. En 2020 habló Juan Carlos Loustau, árbitro en la final ante Olimpia, al Vbar de Caracol Radio: “En la final, algunos 'traviesos' quisieron inquietarme, producto de que se jugaba la final de la Copa Libertadores”. No habló mucho sobre el tema y advirtió que el partido se llevó con normalidad.

 

Cuando Infobae cuestionó a Maturana sobre los que dicen que Pablo Escobar compró la Libertadores el chocoano respondió: “El que diga eso es un ‘malparido’. Si Pablo Escobar hubiera comprado la Copa Libertadores, no nos hubiésemos concentrado 200 días para jugar un campeonato. Es más, no hubiéramos podido ganarle a la Argentina en 1989 con Diego Maradona en cancha, después de consagrarse campeón del mundo. Nosotros fuimos allá, le ganamos y no estuvo Escobar. Atlético Nacional ganó la Libertadores 89 porque fue superior y jugó mejor que el resto de los equipos. Y, además, si Pablo hubiera querido hacer algo por Nacional era destruirlo, porque no era hincha de ese club, sino de Independiente de Medellín. No hay que minimizar los logros que pueden conseguir los jugadores”.

 

En 1990, por los cuartos de final de la Libertadores, el árbitro Juan Daniel Cardellino denunció que había recibido amenazas antes del encuentro entre Atlético Nacional y Vasco da Gamma. Los verdolagas ganaron 2 – 0 en Medellín, pero el partido fue anulado y se volvió a jugar en Chile donde también se impusieron los antioqueños. Por este incidente al año siguiente los clubes colombianos fueron sancionados y no pudieron jugar de local por lo que se trasladaron a Venezuela y Miami.

De ídolo y ser admirado a salir por la puerta de atrás

Se confirmó la salida de Aldo Bobadilla del cuerpo técnico del DIM
Independiente Medellín hizo oficial la salida de Aldo Bobadilla como director técnico, luego de protagonizar un momento de tensi&oacu...