- Foto Cortesía de: bbc

La persecución del fantasma continúa

Pese al gol salvador de Riyad Mahrez, en Leicester siguen las dudas tras un nuevo empate. Esta vez ante West Bromwich Albion

Cerrando la octava jornada de la presente Premier League, Leicester City no encontró el rumbo, otra vez, para zafarse de ese fantasma del descenso que empieza a rondar por el King Power Stadium, y no pasó del empate (1 - 1) frente al siempre complicado West Bromwich Albion.

Los ‘Foxes’, que no suman desde que vencieron por 2 – 0 al Brighton & Hove Albion por la segunda fecha, se pararon con una oncena que, en el papel, podía pelear por triunfo: Riyad Mahrez, Kelechi Iheanacho, Marc Albrighton y Jamie Vardy como principales armas ofensivas.

West Bromwich, por su parte, tampoco se guardó nada: secundados por Grzegorz Krychowiak y Gareth Barry desde el mediocampo, Jay Rodríguez, Nacer Chadli y, por supuesto, Salomón Rondón, aparecían como la respuesta de la visita en ataque.

El primer tiempo fue muy parejo. Ambos equipos se contrarrestaron, haciendo del juego una lucha constante en el mediocampo. Sin embargo, pese a que los espacios se dividían por algunos tramos del partido, hubo ocasiones para que cualquiera de los dos abriese el marcador.

Marc Albrighton avisó primero al portero Glyn Oliver. En respuesta, Nacer Chadli estuvo cerca de marcar el primero, sin embargo no logró conectar con presión tras una asistencia de Kieran Gibbs. Al cierre, Leicester City conjugó un mejor manejo del balón y terminó adueñándose del dominio del juego, empero, el empate no se movió.

El arranque del complemento no mostró cambios nominales ni en el trámite del juego. Los ‘Foxes’ empezaron con señales de mejora, casi como habían terminado el primer tiempo. Sin embargo, como sucede en este deporte, West Bromwich le dio vuelta a la lógica que hacía suponer que los locales encontrarían la ventaja antes que ellos.

Cuando el reloj ya había sobrepasado la hora de partido, Nacer Chadli se animó a mandarse con una pinturita para poner el primero en el King Power: ejecutando un espléndido tiro libre, el belga hizo ver inútil el intento de Schmeichel. Con el 0 – 1, en las gradas la hinchada local ya avizoraba un nuevo descalabro de su equipo.

Craig Shakespeare no quería quedarse con las manos vacía una vez más. No en casa. Por eso, para intentar por lo menos conseguir el empate, mandó al terreno de juego a Chilwell y Slimani. Con ellos en el campo, Leicester City consiguió aumentar su volumen de ataque; aunque sin mucha fortuna ante la sólida resistencia del West Bromwich.

Tuvo que aparecer, como en aquel año glorioso donde salieron campeones, Riyad Mahrez para salvar la noche. El argelino, luego de recibir un perfecto pivoteo de Slimani, resolvió cruzado. Remate imposible para Oliver.

Tras el gol del 1 – 1, restaron pocas emociones para creer en u gol más. West Bromwich, que con el empate se conformaba para mantenerse en mitad de tabla, cerró todo los espacios para asegurar el punto. Leicester, en tanto, terminó insatisfecho porque no pudo escapar de esa incómoda décimo octava posición.

Alineaciones:

Leicester City (4-2-3-1): Schmeichel; Simpson (Chilwell 74’), Morgan, Maguire, Fuchs; Iborra (King 90’), Ndidi; Mahrez, Iheanacho (Slimani 74’), Albrighton; Vardy.

DT: Craig Shakespeare

West Bromwich Albion (4-3-3): Oliver, Dawson, Hegazy, Evans, Gibbs;  Krychowiak, Barry, Livermore; Rodríguez (McClean 84’), Chadli (McAuley 84’) y Rondón.

DT: Tony Pulis

¡Mira el resumen aquí!