- Foto Cortesía de: Marca

Pimentel le metió política y ‘uribismo’ a su descenso

No se guardó nada en redes sociales

Boyacá Chicó descendió por tercera vez en 5 años. El equipo que empezó en Bogotá fue campeón de la B en 2003 y debutó en la Primera División en 2004. Parecía un proyecto interesante que dio sus mayores frutos en 2008 cuando ganó el Apertura venciendo en la final al América. Poco a poco el nivel bajó y descendió en 2016, desde entonces se la ha pasado entre la B y la A.

 

Eduardo Pimentel es un personaje polémico desde su época como jugador. Ha sido fundador, técnico, presidente y máximo accionista del Boyacá Chicó. Su queja ante el arbitraje ha sido constante, pero también en redes sociales se ha ganado elogios y críticas por su admiración al expresidente de Colombia. Álvaro Uribe Vélez y el Centro Democrático.

 

Tras el descenso muchos de sus críticos por cuestiones futbolísticas y políticas aprovecharon para hacerle memes, mandarle mensajes y hasta celebrar la desgracia de su equipo. Pimentel no se quedó callado, le mandó mensajes a los “mamertos” y utilizó una de las expresiones favoritas del expresidente Uribe: “Trabajar, trabajar y seguir trabajando”.