- Foto Cortesía de: Web de Andrés Pastrana

Veinte años después una Copa América con sede en Colombia en medio de problemas

La Conmebol ratificó las sedes

Colombia es uno de los países de Sudamérica que menos veces ha sido sede de la Copa América. Apenas lo hizo por primera vez en 2001 y luego se le otorgó la organización para 2020 junto a Argentina. Sin embargo, por el tema de la pandemia debió aplazarse para el 2021 y de nuevo llegó en medio de problemas.

 

En 2001 el presidente era Andrés Pastrana y estaba en medio de negociaciones con las Farc en la Zona de Distención, un espacio de 42.000 kilómetros cuadrados donde se iba a dialogar. Aparte de esto, en el primer semestre del 2001 hubo una serie de atentados terroristas en Bogotá, Cali y Medellín que dejaron 12 muertos. El 25 de junio, 15 días antes de iniciar el evento, fue secuestrado Hernán Mejía Campuzano, vicepresidente de la Federación Colombiana de Fútbol.

 

La Copa América estuvo en vilo y Pastrana dijo: “Quitarle a Colombia la Copa es el peor de los atentados”. Al final las Farc liberó al directivo y se confirmó la sede, aunque Argentina declinó su participación por “seguridad”. La Copa se realizó enfatizando un mensaje de Paz en casi todos los partidos. Hoy en 2021 el descontento de muchos colombianos es con el propio gobierno de Iván Duque por diferentes decisiones que se han tomado en temas tributarios y el abuso de autoridad.

 

Por estos días también se especuló con que Argentina dejaría a Colombia sola con la organización, aunque en las últimas horas desde la Conmebol aseguraron que las sedes estaban confirmadas. En 2001 el presidente de la FCF, Álvaro Fina, seguía envuelto en una polémica por unas boletas del Mundial de Francia 1998 que no aparecieron y se hablaba de una posible reventa. Hoy Ramón Jesurún también sigue en un proceso de investigación y ya debió pagar una multa por reventa en boletas de la Eliminatoria.

 

Hace 20 años gran parte de la población colombiana pedía la realización de la Copa América para mandar un mensaje positivo al mundo, diciendo que país no era solo guerrilla, atentados y secuestros. Hoy en varias encuestas muchos se oponen porque creen que no están las condiciones dadas y el gobierno busca distraer la atención por los problemas sociales que se viven.